Salgado: "Lo de aumentar en 10 años el cálculo de las pensiones era un mal ejemplo"

  • La vicepresidenta económica acusa a Almunia de "poco prudente" por comparar la situación de España con la de Grecia y afirma que al Nobel Paul Krugman le falta "comprensión" hacia la moneda única.

Comentarios 11

La extensión del período de cálculo de las pensiones de 15 a 25 años en el documento de actualización del programa de estabilidad remitido a Bruselas era tan sólo "un mal ejemplo". La única propuesta que tiene el Gobierno es aumentar de 65 a 67 años la edad de jubilación, ya que "la relación entre pensionistas y activos puede producir problemas en el sistema de pensiones en 2030". Así lo ha asegurado la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, que ha asegurado que aumentar los años de cálculo era un "ejercicio habitual" de carácter técnico y no una propuesta. La ministra ha explicado que retiró el ejemplo porque "podía inducir a confusión". Salgado ha acusado además al comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, de haber sido "poco prudente" al compara la situación de España con la de Grecia. Según ha asegurado, Almunia "simplificó" las cosas. Acerca del Premio Nobel de Economía Paul Krugman, que ha dicho que España es un riesgo mayor para el euro que Grecia, Salgado ha afirmado que tiene "tal vez falta de comprensión" hacia la moneda única. 

Salgado ha asegurado que el párrafo suprimido el miércoles en el documento de actualización del programa de estabilidad, en el que se 'hacían números' sobre el supuesto de una extensión del periodo de cálculo de las pensiones de 15 a 25 años, era sólo un "mal ejemplo", y ha insistido en que la única propuesta del Gobierno es aumentar de 65 a 67 años la edad de jubilación.

En declaraciones a la Cadena Cope, ha descrito "cronológicamente" cómo el Ejecutivo dio marcha atrás en el documento remitido a Bruselas. Según ha explicado, a su vuelta de Barcelona, los responsables de comunicación del Ministerio de Economía y Hacienda le comentaron que había "un poco de ruido" en torno a una "simulación" que se incluía en dicho texto. "Lo miré y, como estaba puesto en condicional, vi que se entendía perfectamente que era un ejemplo, como tantos otros que hay a lo largo del documento, pero que podía inducir a confusión, (por lo que) dije que se eliminara y no pasó nada más, porque como era un ejemplo no afecta para nada al conjunto del documento", ha explicado.

Salgado ha querido dejar claro que la posibilidad de aumentar el periodo de cálculo de las pensiones en 10 años era sólo un "ejercicio habitual" de carácter técnico. El Ejecutivo sí propone, en cambio, el incremento progresivo de la edad de jubilación hasta los 67 años, medida que se incluye en el documento de propuestas del Gobierno que también fue remitido a Bruselas para despejar cualquier tipo de dudas ante el Ejecutivo europeo, según ha explicado. 

Acerca de la necesidad de aumentar la edad de jubilación, la ministra de Economía y Hacienda ha explicado que "la relación entre pensionistas y activos puede producir problemas en el sistema de pensiones en 2030". Según ha dicho, ante esta situación "no hacer nada y esperar no es una posición responsable". "Hay que tratar de poner soluciones y eso es lo que hacemos con esta propuesta", ha afirmado. Salgado ha calificado de "razonable" que las pensiones se adapten a los cambios demográficos para que sean sostenibles a través de medidas como ésta, que "no afecta a los ya jubilados y a los que se van a jubilar dentro de poco".

La vicepresidenta segunda del Gobierno ha rechazado la medida del contrato que proponen los empresarios. "Muchos pensamos que no es la herramienta que necesitamos, entre ellos el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y yo misma", ha explicado. Salgado ha recomendado a todas las personas que se encuentren en el paro que se formen, ya que se encuentra "razonablemente protegida", y que sean muy activa en la búsqueda de empleo. "La economía va a mejorar y eso va a hacer que poco a poco las cifras de empleo vayan mejorando", ha asegurado.

Almunia “simplificó”

Por otro lado, Salgado ha acusado al comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, de haber sido "poco prudente" al meter a España en el mismo "saco" que Grecia. en su opinión, Almunia "simplificó" demasiado las cosas. La vicepresidenta de Economía ha subrayado que la situación de España "no es parecida a la de Grecia" ni en términos de deuda pública ni de fortaleza económica. "En España llevamos tiempo haciendo los deberes para salir de la crisis", ha afirmado. 

Salgado ha confiado en que Grecia pueda llevar adelante el plan "importante y riguroso" que se ha planteado, pero ha insistido en que la situación de España y Grecia "no tienen nada que ver". La ministra ha respondido así al ser preguntada por las afirmaciones realizadas por el comisario Almunia, quien ha admitido que España tiene "problemas comunes" con Portugal y Grecia, país cuya crisis presupuestaria ha multiplicado en los mercados las especulaciones sobre el riesgo de quiebra. Entre dichos problemas, Almunia citó la pérdida de competitividad, el elevado nivel de déficit y las necesidades de financiación exterior.

La vicepresidenta ha afirmado no temer en absoluto que Bruselas vaya a poner a España una especie de vigilante económico, como sí hará con Grecia. Salgado ha explicado que en el caso griego, la Comisión ha entendido que es necesario por los problemas que presentan sus estadísticas, "que no reflejan la realidad" del país. "No hay ese problema con ningún otro país europeo y muchísimo menos con España", ha afirmado. 

La ministra también ha respondido a las declaraciones realizadas por el Nobel de Economía Paul Krugman, que ha apuntado a España como el principal riesgo para el euro, incluso por encima de Grecia. La vicepresidenta ha puesto el acento en que tanto estas declaraciones como las realizadas en el mismo sentido por otros economistas en los últimos días proceden de personas que no viven en países de la zona euro y que tienen "tal vez falta de comprensión" hacia la moneda única. 

"(Estas críticas) provienen siempre de comentaristas, de países, de medios que no están en la zona euro. No escuchará a los economistas cuya moneda es el euro hacer este tipo de críticas. Las críticas vienen de quien utiliza la libra y el dólar. El euro es una moneda muy fuerte y yo no veo ningún riesgo para la zona euro ni desde luego para el futuro de los españoles", ha asegurado. 

En su opinión, España está saliendo de la crisis, y para ello es "extraordinariamente importante" la confianza de los ciudadanos en la economía. En este sentido, ha reconocido que los españoles con empleo están ahorrando ahora "más que nunca", precisamente porque tienen "poca confianza" en la economía, pero ha subrayado que el Gobierno está adoptando medidas para estimular esa confianza.

Salgado ha destacado que, a lo largo de 2009, la contracción de la economía española "ha ido moderándose", de tal forma que se encuentra ahora "muy próxima a iniciar el crecimiento". "Pero tenemos un número importante de personas sin empleo y a ellas debemos dirigir nuestra preocupación", ha afirmado. "Si llamamos mejora de la situación económica a la mejora de nuestras cifras de PIB eso va a llegar muy pronto. Si llamamos mejora de la situación económica a que las cifras de empleo vuelvan a los niveles que tenían en 2007, eso va a tardar un poco más", ha admitido. 

Salgado también ha reconocido que el Gobierno español, al igual que todos los gobiernos del mundo, se equivocó respecto a la profundidad de la crisis económica. Preguntada por si se espera una inminente crisis de gobierno, la vicepresidenta ha afirmado que ahora mismo lo que preocupa a todo el Ejecutivo y sus ministros, lo que les ocupa la mente "desde la ocho de la mañana hasta las once de la noche y a veces con dificultades para descansar", es salir de la crisis y crear empleo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios