Salgado dice que no hay fractura con los sindicatos por las pensiones

  • "El mensaje de las protestas es el mismo que el de Zapatero: trabajar por un sistema sólido", afirma · CCOO y UGT salen a la calle en toda Andalucía

El juego no ha terminado. Gobierno y sindicatos aún medirán sus fuerzas varias veces antes de que el debate sobre las pensiones culmine con algún tipo de acuerdo o divorcio irreconciliable. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, afirmó ayer que el mensaje que extrae de la manifestación celebrada el martes contra la reforma es el mismo que Zapatero hizo llegar a CCOO y UGT, a los que garantizó que el Ejecutivo trabaja por un sistema que en 30 años siga siendo sólido. También se pronunció el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, quien ratificó su "firme convicción y profunda confianza" en que las protestas no impedirán el diálogo y que se pueda llegar a un acuerdo satisfactorio.

La otra parte implicada ofreció su versión sin ganas de entrar en polémicas. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, está "satisfecho" con el resultado de las movilizaciones contra el pensionazo. En todo caso, Méndez pidió que no haya "lecturas apresuradas" sobre el éxito o no de asistencia. El líder sindical recordó que los actos de protesta continuarán hasta el 6 de marzo y afirmó que existe un "sentimiento muy hondo" entre la sociedad de rechazo a ampliar la edad legal de jubilación a los 67 años. Para Méndez, esa medida es "injusta, desproporcionada y temeraria", y confió en que el Gobierno la retire. Méndez defendió que el sistema público de pensiones es "solvente".

En todas las capitales de provincia andaluzas, los sindicatos regionales recogieron el testigo del martes y salieron a la calle para incrementar la presión sobre el Gobierno. El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, dijo que las marchas convirtieron "las calles andaluzas en un clamor popular contra esta reforma impuesta que reduce los derechos y la protección social de la ciudadanía". El consejero andaluz de la Presidencia, Antonio Ávila, apostó por llevar a cabo una reforma del sistema de pensiones que suponga una "actualización dinámica" y se mostró además convencido de que habrá acuerdo en el seno del Pacto de Toledo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios