El Santander reduce su beneficio un 2%

  • El grupo cántabro casi duplicó su tasa de morosidad en el 2,04%, frente al 0,95% que supuso al cierre del ejercicio 2007

El grupo Santander elevó un 21,8% su margen de intermediación en 2008, hasta 18.625 millones de euros, mientras que casi duplicó su tasa de morosidad en el 2,04%, frente al 0,95% que supuso al cierre del ejercicio 2007, informó este jueves la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo que preside Emilio Botín adelantó el pasado día 28 que obtuvo un beneficio total atribuido de 8.876 millones de euros en el pasado ejercicio, lo que supone un descenso del 2% respecto al registrado en 2007, cuando se situó en 9.060 millones de euros.

Durante 2008, el banco destinó a provisiones y saneamientos el total de las plusvalías, un total de 3.572 millones de euros. De esta cantidad, 2.245 millones proceden de la venta de Antonveneta e Interbanca, 741 millones de la venta de pasivos de ABN Amro y 586 millones de la enajenación de la Ciudad Financiera.

Por ello, el importe del beneficio neto atribuido coincide con la cifra del beneficio recurrente del grupo, que repuntó un 9,4% respecto al registrado en 2007, que fue de 8.111 millones.

La entidad destacó que estos resultados se han logrado en un contexto económico y financiero "muy complejo" en el que el grupo ha realizado importantes adquisiciones, y precisó que la crisis financiera y la desaceleración económica han implicado un menor crecimiento de actividad, y un aumento de la mora, que ha demandado mayores necesidades de provisiones. De hecho, éstas aumentaron más de un 60% como consecuencia del deterioro en la calidad del crédito.

El margen de intermediación sin dividendos repuntó un 21,5%, y se situó en 18.078 millones de euros, mientras que el margen ordinario avanzó un 14,6%, hasta 31.042 millones. El margen de explotación, por su parte, se colocó en los 17.729 millones, un 19,5% más.

Los ingresos por comisiones netas repuntaron un 5,1%, hasta los 8.451 millones de euros, mientras que los de la actividad de seguros creció un 14,7%, hasta 366 millones. Los resultados netos de operaciones financieras, por su parte, se colocaron en 2.802 millones de euros, lo que implica un descenso del 6,5%.

Los recursos totales gestionados alcanzaron los 825.116 millones de euros, lo que supone un avance del 5,1%, de los 694.055 millones (+11%) eran recursos en balance. Los depósitos de clientes aumentaron un 18%, hasta los 419.829 millones.

La inversión crediticia neta del grupo se situó en 621.348 millones de euros, con un aumento del 9,9%, de los que los créditos con garantía real avanzaban un 15,3%, hasta 229.761 millones de euros.

Al cierre del pasado ejercicio, Santander contaba con fondos para insolvencias por importe de 12.863 millones de euros, de los que 6.181 millones eran genéricos. Así, la tasa de cobertura de la morosidad se colocó en el 90,64%, frente al 150,55% que suponía un año atrás.

El ratio de eficiencia de la entidad se colocó en el 41,9%, el mejor de la gran banca mundial, lo que supone una mejora de 2,3 puntos con respecto a 2007. En cuanto a los ratios de capital, el ratio 'Bis I' se situó en el 12,23%, el 'Tier I' en el 8,78% y el 'core capital' en el 7,23%, unos ratios que, según la entidad, "ponen de manifiesto la fortaleza de capital" del grupo.

Por áreas geográficas, el beneficio del Santander en Europa sumó 6.155 millones de euros, el 68% del resultado total del grupo. Europa Continental alcanzó un beneficio atribuido de 4.908 millones (+11%), con 2.098 millones de la Red Santander (+16%) como principal motor.

En Reino Unido el resultado en libras creció un 21%, hasta 991 millones (1.247 millones de euros y +4%), apoyado en un aumento de los ingresos del 18% y con los costes creciendo al 6%.

En Latinoamérica, el beneficio atribuido avanzó un 18% en dólares, su moneda de gestión, hasta 4.311 millones. En euros, el beneficio atribuido fue de 2.945 millones (+10%). La mayor aportación correspondió a Brasil, que ganó un 31% más, hasta 1.617 millones de dólares (1.105 millones de euros).

Por áreas de negocio, la actividad de banca comercial obtuvo un beneficio antes de impuestos de 9.376 millones de euros (+3%), influido por la depreciación de la libra y del dólar frente al euro.

Banca Mayorista Global registró un beneficio antes de impuestos de 2.548 millones de euros (+23%). Gestión de Activos y Seguros, por su parte, situó su resultado antes de impuestos en 537 millones de euros, con un descenso del 1%. Los seguros mostraron un buen comportamiento en todos los mercados, mientras que la evolución de los fondos de inversión se vio afectada por el crecimiento de los depósitos, así como por la situación de los mercados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios