Sebastián: "Al Gobierno se le está acabando la paciencia con los bancos"

  • El ministro de Industria advierte que el Ejecutivo actuará si las empresas y las familias no reciben financiación.

Comentarios 18

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, aseguró hoy que al Gobierno "se le está acabando la paciencia con los bancos" y advirtió que si las empresas y las familias no reciben financiación actuará "en consecuencia".

Sebastián hizo estas declaraciones durante una entrevista en Antena 3, un día después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se reuniera con los presidentes de las principales entidades financieras españolas.

El ministro aseguró que los bancos son los "causantes" de la crisis y tienen que ser los protagonistas de la salida de la misma y les pidió que hagan un ejercicio de responsabilidad por el país y "aflojen" la situación del crédito.

Afirmó que de la crisis no se saldrá sólo con la acción del Gobierno, así como que las encuestas que maneja su Ministerio revelan que más del 80 por ciento de las pymes sufren problemas de financiación.

Explicó que en cuanto falla un proveedor se puede romper la cadena de pagos y subrayó que los bancos deben acudir rápidamente para dar créditos y evitar esta situación.

Respecto a la afirmación del presidente de la Asociación Española de Banca, Miguel Martín, de que en España el sistema bancario "no ha hundido" la economía, sino que ha sido la "economía real" la que ha puesto "en riesgo" al sector, dijo que estas declaraciones se "califican por sí solas".

"Todo el mundo sabe que estamos viviendo una situación excepcional creada por los bancos", que empezó en Estados Unidos, y subrayó que el Gobierno siempre ha defendido a los bancos españoles en el exterior.

Pidió a las entidades "que den la talla y demuestren que saben cumplir con su responsabilidad", a la vez que agregó que tienen "toda la vigilancia del Gobierno", que velará porque hagan llegar a empresas y familias las líneas previstas por el Instituto Oficial de Crédito para dotarlas de liquidez y, por ejemplo, permitir a los desempleados aplazar el pago de sus cuotas hipotecarias.

Respecto a una posible "nacionalización" de las entidades españolas, dijo que no sabe si es necesario llegar a ese "extremo" en España, porque los bancos son "solventes".

"Puedo asegurar que el dinero acabará llegando donde tiene que llegar: a las familias y a las pymes", y aseveró que el Ministerio recibe "cientos" de reclamaciones porque al sector productivo se dificulta el crédito.

Criticó que las entidades digan ahora que sólo financiarán proyectos solventes y dijo que le consta que hay muchas empresas españolas con gran prestigio internacional "que tiene el grifo cerrado por los bancos", cuando hace un año y medio todos eran proyectos "solventes y maravillosos" y se daban créditos con mucha facilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios