Siemens controlará desde Sevilla más de 70 plantas de renovables

  • El grupo invierte dos millones en un centro que optimiza el suministro de energía y la estabilidad de la red eléctrica · Espera concluir la planta termosolar de Lebrija en verano

Comentarios 2

Siemens sintoniza con la conciencia medioambiental de Andalucía. La multinacional tiene claro que la apuesta verde de la comunidad le ofrece una oportunidad de negocio y está dispuesta a poner toda la carne en el asador. De momento, se ha puesto las pilas y, de las tres áreas que abarca -industria, energía y salud-, las energías limpias son las que más crecen y las que acaparan más del 40% de su facturación en la comunidad. Precisamente en este marco, es en donde se encuadra el nuevo proyecto impulsado en la región: un centro de control de las energías renovables.

Ubicadas en Sevilla, las nuevas instalaciones darán soporte técnico a casi 70 plantas de generación eléctrica: 43 eólicas, 21 de cogeneradoras y 5 hidráulicas, repartidas por varias comunidades autónomas. El centro ha supuesto una inversión de dos millones de euros y dará trabajo a 15 profesionales, aunque los planes de la compañía pasan por "ampliar la plantilla al lograr un aumento del volumen de clientes gracias a un servicio que garantiza la estabilidad del sistema energético las 24 horas al día", en palabras del consejero delegado de Siemens en España y el Suroeste de Europa, Francisco Belil.

Siemens, presente en Andalucía desde hace 90 años, cuenta con más de 200 empleados en la región y facturó 200 millones de euros en 2009, lo que supuso un alza de más del 21% con respecto a 2007 -último dato disponible-. La Junta es uno de sus principales clientes, y acapara ventas de entre 16 y 20 millones, es decir, el 10% del total. Sin embargo, de cara al futuro, el grupo no se atreve a hacer previsiones. "Queremos mejorar en todos los campos, sobre todo, en renovables (eólica en particular), pero no podemos avanzar cifras porque estamos en un momento de gran incertidumbre mundial", explica Belil.

En esta estrategia de crecimiento encaja la reciente compra -hoy tendrá lugar la integración oficial- de la firma iraní Solel, gracias a la cual aumentará su presencia en el campo termosolar. A través de ésta, se ha hecho con dos plantas, una en Lebrija, con una potencia de 50 Mw, que se encuentra al 70% de su montaje y estará lista en verano; y otra en La Carolina, donde ya se fabrican componentes y equipos para este tipo de instalaciones.

Asimismo, el consejero delegado de Siemens en España se comprometió ayer con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a estudiar proyectos en cooperación con empresas andaluzas. "Griñán nos ha puesto deberes; nos ha encargado que busquemos una iniciativa estrella que llevar a cabo con una compañía de la región; antes del verano le daremos una respuesta", avanzó. En lo que también tendió la mano al tejido andaluz fue en la internacionalización de sus negocios. "Tenemos estructura, gente, experiencia... Por lo que podemos ayudarlas a salir al exterior". Éste será el mensaje que transmitirán en la reunión con empresarios que celebrarán hoy en Sevilla.

Las áreas en las que Siemens ve oportunidades de crecimiento en Andalucía pasan por el transporte (AVE, tranvías...), tratamiento de aguas, soluciones para hospitales, coches eléctricos o redes eléctricas inteligentes. Y, especialmente, por los parques eólicos marinos. Belil indicó que, hoy por hoy, no tienen proyectos a corto plazo, pero que han desarrollado una tecnología flotante que permite ubicar los aerogeneradores a una mayor profundidad que la actual (30-40 metros), en lugares donde se aprovecha mejor la fuerza del viento. "Se trata de torres de más de 100 metros que anclamos con cables subterráneos; un mecanismo complejo que ya hemos probado a unas 30 millas de la costa, en Noruega, y demostrado que funciona", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios