Spanair suspende todos sus vuelos y estudia presentar un concurso de acreedores

  • El cierre de la compañía afectará 647 vuelos. Fomento le exige el cumplimiento de sus obligaciones con los pasajeros y que comunique sus planes de actuación.

Comentarios 8

La línea aérea Spanair ha confirmado la suspensión de operaciones a partir de la noche de este viernes, lo que supone la cancelación de sus vuelos, y además se prevé que presentará concurso de acreedores la próxima semana. Según fuentes de la compañía, el concurso de acreedores será el segundo paso tras la suspensión de operaciones; su último vuelo comercial ha aterrizado a las 22:00 de este viernes.

En una nota, Spanair pide perdón a los usuarios perjudicados y justifica su decisión "ante la falta de viabilidad financiera para los próximos meses", por la que "la compañía ha optado por cesar la operación de sus vuelos como medida de prudencia y seguridad, y tomará todas las medidas legales pertinentes". Spanair detalla que a lo largo de todo el día la dirección de la compañía se ha coordinado con AENA y con las autoridades del Ministerio de Fomento para asegurar un correcto plan de contingencia en los aeropuertos.

Los usuarios que tenían previsto volar con Spanair o que habían adquirido un billete para los próximos días, semanas o meses disponen de información en la página web de la compañía sobre cómo proceder para recuperar su dinero. También se ha puesto a disposición de los clientes en el Spanair Center un número de teléfono para poder atender a los pasajeros, el 900 13 14 15.

"La dirección de Spanair lamenta y pide disculpas a todas aquellas personas que se vean afectadas por esta situación. Y agradece la comprensión y la ayuda de las autoridades aeronáuticas y de las otras aerolíneas que facilitarán la reasignación de los pasajeros", señala la nota de la compañía. La dirección de la aerolínea también agradece el enorme y continuo esfuerzo realizado por los empleados de la compañía y los accionistas, la mayoría instituciones públicas, aunque este último aspecto no lo menciona la nota.

La aerolínea Spanair, con unos 2.000 trabajadores, una facturación anual de 600 millones y una cuota de mercado del 22%, arrastra una historia de turbulencias económicas con varios expedientes de regulación de empleo y pérdidas millonarias (115,72 millones en 2010). Este viernes a Generalitat ha confirmado que cerraba el grifo de las aportaciones de fondos públicos a Spanair y esto, unido al desinterés de Qatar Airlines por entrar en el capital, ha sido determinado para el brusco final de esta aventura empresarial. 

Fomento exige a Spanair que cumpla con sus pasajeros

El Ministerio de Fomento ha confirmado en un comunicado el cese de operaciones de Spanair y le ha exigido que cumpla las obligaciones con sus pasajeros. También ha pedido a la aerolínea catalana que comunique por escrito "de forma inmediata" sus planes concretos de actuación. Fomento ha recordado que la compañía tiene la obligación de atender a los usuarios que puedan verse perjudicados por sus actuaciones y, en concreto, de garantizar su asistencia, el reembolso del billete o transporte alternativo, la prestación de información y, en su caso, la compensación que corresponda.

El Ministerio ha destacado que está haciendo "un seguimiento permanente de todas las circunstancias que puedan afectar a la compañía y a sus clientes", y ha constituido en Barcelona un comité de coordinación y seguimiento permanente. Está integrado por representantes del propio Ministerio (Dirección General de Aviación Civil, Aena), de la Generalitat de Cataluña, de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las compañías aéreas que están colaborando en el reajuste de los pasajeros, "para hacer frente a las distintas situaciones que puedan producirse". En el resto de los aeropuertos donde había vuelos programados de Spanair también se están coordinando las actuaciones para atender el transporte alternativo de los viajeros afectados. La autoridad responsable de la atención a las reclamaciones de los pasajeros afectados por una cancelación es la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, dependiente de Fomento.

El presidente de Spanair justifica "por seguridad" la decisión de dejar de volar

El presidente de la compañía aérea Spanair, Ferran Soriano, ha justificado la decisión de suspender sus operaciones por "prudencia y seguridad" tras fallar las negociaciones para incorporar a un socio y después de que la Generalitat retirara el apoyo financiero a la compañía. La decisión se ha tomado después de que Qatar Airways desestimara entrar en la compañía catalana, tras lo cual la Generalitat ha decidido dejar de inyectar dinero público a Spanair. Tras conocer esta decisión, ha explicado Soriano, "la compañía no tiene visibilidad financiera para operar", por lo que "lo más prudente y seguro era cesar las operaciones de vuelo".

El presidente de Spanair ha afirmado que, conjuntamente con las autoridades aéreas y con el apoyo de otras compañías, se está buscando ubicación para los pasajeros que tenían contratados pasajes con la aerolínea. El mantenimiento de la compañía, ha dicho Soriano, "era un proyecto estratégico para Barcelona" y el fin de su actividad "es una mala noticia para la ciudad, de una manera u otra se deberá conseguir que Barcelona tenga un hub continental que no tiene".

Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona aportaron 150 millones a Spanair

La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han aportado en los últimos tres años 150 millones de euros al capital de Spanair, que finalmente no han sido suficientes para relanzar el proyecto de la aerolínea. Spanair fue comprada en 2009 por un grupo de inversores catalanes a las líneas aéreas escandinavas SAS, algunos de ellos instituciones públicas como la sociedad de capital riesgo Catalana d'Iniciatives (11,4%) Turismo de Barcelona (15%) Fira de Barcelona (24%) Avanca (10,5%) y Cimalsa (18%).

Todas estas sociedades estaban participadas, en mayor o menor medida, por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, principales promotores de la operación, con la esperanza de convertir el aeropuerto de El Prat en un centro de referencia hub internacional. En total, casi un 79% del capital es de carácter público y la mayor parte de los fondos aportados ha procedido de este tipo de accionista. Por su parte, el sector privado ha estado representado por SAS (11,6), los pilotos ,el personal y los directivos (3,7%) y la sociedad Volcat (20,8%), donde participan empresarios de la asociación Femcat, considerada cercana a CiU, o instituciones como el RACC. Las inyecciones de fondos públicos estaban siendo investigadas por la UE por posible violación de la normativa contra la competencia.

Vueling, Iberia y Air Europa ofrecerán vuelos alternativos a los pasajeros

Vueling, Iberia y Air Europa ofrecerán vuelos alternativos a los pasajeros de Spanair afectados por el cese de operaciones de la compañía con el objetivo de que puedan volar a sus destinos. La Generalitat, junto con Aena, ha habilitado un plan de choque para atender a los afectados que tenían previsto volar entre este sábado y el lunes. Según ha explicado el secretario de Territorio y Movilidad, Damià Calvet, con un pasaje de Spanair se podrá acceder a un billete para la misma ruta siempre que sea posible y haya capacidad en estas compañías, "las que tenían rutas más coincidentes con Spanair", ha explicado Calvet.

Con estas aerolíneas se ha pactado que los pasajeros con destino Península o Islas Baleares deberán abonar 60 euros para volar, 90 euros en el caso de las Canarias y 100 para vuelos internacionales, teniendo en cuenta que Spanair se ha comprometido a devolver el importe del billete original. Las tres compañías que colaboran en el dispositivo, que tan sólo funcionará hasta el lunes, reforzarán sus rutas con más aviones para dar salida al máximo número de pasajeros, ya que este sábado hay previsto el paso de 8.695 personas con billete de Spanair y 14.076 el domingo.

Calvet ha pedido a aquellos que no tengan que volar este sábado que no vayan al Aeropuerto y consulten en la web y a través del teléfono las alternativas existentes. Paralelamente, Aena ha habilitado zonas especiales, tanto en Barcelona como en Madrid, para atender a los pasajeros afectados por la suspensión de operaciones de Spanair con el objetivo de recoger sus reclamaciones e informales de las alternativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios