Strauss-Kahn alerta de que aún persisten las incertidumbres y desequilibrios en la economía

  • El presidente del FMI afirma que los países periféricos europeos tendrán que tomar más medidas

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, afirmó ayer que la economía global sigue recuperándose, aunque alertó de que todavía persisten incertidumbres y desequilibrios, tanto entre los propios países como dentro de ellos.

"En su conjunto, la situación económica todavía es frágil y desigual, y afronta una gran inestabilidad", afirmó el responsable del FMI en la Universidad George Washington de la capital estadounidense. Strauss-Kahn afirmó que "el crecimiento en las economías avanzadas, epicentro de la crisis financiera, es todavía demasiado bajo y el desempleo muy alto", y añadió que las emergentes, sobre todo las de Asia y Latinoamérica, avanzan a buen ritmo, pero tienen que superar las presiones inflacionarias. Por su lado, los países de bajos ingresos han sido increíblemente "resistentes", pero se ven castigados ahora por los elevados precios de los alimentos y los combustibles.

Para él, las ayudas públicas a los alimentos y los combustibles y la caída de las inversiones extranjeras directas y el turismo podrían frustrar los esfuerzos para lograr un modelo de crecimiento y crear los puestos de trabajo necesarios para absorber una creciente fuerza laboral.

El director-gerente del FMI dedicó un apartado a la crisis de deuda en Europa. Para él medidas difíciles tomadas por algunos países son insuficientes y necesitan "hacer más". En última instancia, agregó, "Europa necesita una solución integral basada en la solidaridad paneuropea para hacer frente a los problemas persistentes en el sector financiero y con la deuda soberana".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios