Telefónica gana un 47% menos en 2011 por el ERE y las plusvalías de Vivo

  • El negocio en España retrocede por tercer año seguido y Latinoamérica ejerce de motor

El beneficio de Telefónica se redujo casi a la mitad el año pasado y, aun así, fue mejor de lo esperado. El grupo de telecomunicaciones español cerró 2011 con una ganancia de 5.403 millones de euros, un 46,9% inferior a la del año anterior, pero casi 1.000 millones más que la previsión del consenso del mercado.

Estos resultados estuvieron afectados por la importante subida de 2010, debido a la revalorización contable de los activos de Vivo, y por la provisión para el expediente de regulación de empleo (ERE) aplicado en España.

La presentación de resultados ante la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) recogió las palabras del presidente de Telefónica, César Alierta, que apuntaban a un año 2011 clave en el proceso de transformación de Telefónica y a que la división digital tendrá una importancia clave en el futuro.

Alierta y sus directivos destacaron los 10.200 millones en inversiones dedicadas a infraestructuras, especialmente en el espectro radioeléctrico, que permitirán a la operadora, que ya cuenta con 306 millones de clientes (un 7% más que en 2010), seguir creciendo.

El grupo registró unos ingresos en 2011 de 62.837 millones, un 3,5% más, y sus previsiones para este año pasan por crecer un 1%.

La buena situación económica de Latinoamérica está sirviendo de motor para la operadora, que cuenta con 201 millones de clientes en la zona y cuya facturación supone más del 45% de sus ingresos totales, del resultado operativo bruto antes de amortizaciones (oibda) y de la generación de caja operativa.

Por su parte, Telefónica Europa tuvo unos ingresos de 15.524 millones en 2011, un 1,3% menos que hace un año, mientras que el número de clientes creció un 3%, hasta los 58,1 millones. En este contexto, España volvió a tener un mal comportamiento por la fuerte competencia. Registró un retroceso de los ingresos por tercer año consecutivo, del 7,6% hasta los 17.284 millones, así como del oibda (-40,5%), hasta los 5.072 millones.

Más de 2.350 empleados de Telefónica en España se han acogido ya al ERE de la compañía y se espera que 1.980 más lo hagan este año. Ello reportará unos ahorros a la compañía de 200 millones en 2012. El ejercicio pasado el ERE generó un impacto negativo de 1.870 millones por la provisión de gastos de reestructuración de plantilla.

La fortaleza de la telefonía móvil, con la creciente importancia de los datos, que crecieron un 19%, fue destacada por la operadora, que señaló la importancia de la adopción de los smartphones en este avance. La otra cara de la moneda fue el incremento de los costes por la subvención de terminales, por lo que el grupo apuntó la necesidad de buscar un smartphone de bajo coste para penetrar en Latinoamérica. El responsable de Telefónica de Europa, José María Álvarez-Pallete, dijo que la estrategia en esta materia debía cambiar para centrarse en los clientes de mayor valor.

Telefónica comunicó que en 2011 la remuneración del consejo de administración se mantuvo prácticamente igual y que en 2012 se congelará la retribución fija de consejeros y directivos, mientras que la variable caerá un 13%.

Telefónica, que ha estado sumergida en una intensa política de refinanciación de la deuda, cerró 2011 con una de 56.304 millones, un 13% más. El responsable de Finanzas y Desarrollo Corporativo, Ángel Vilá, explicó que en los dos primeros meses del año el grupo ha logrado reducir el ratio de endeudamiento en 1.500 millones, procedentes de la reestructuración del negocio en Colombia (1.300 millones) y de la venta de participaciones minoritarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios