Telefónica prevé invertir 2.500 millones hasta 2020 en Andalucía

  • Parte de esta inversión, 750 millones, está condicionada a la decisión del regulador sobre la apertura de su red de fibra a los rivales.

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, situó ayer a Andalucía como clave en la estrategia inversora de la compañía, hasta el punto de afirmar que aspira a que la región se convierta en "la referencia digital" a nivel europeo.

Lo hizo en un almuerzo-coloquio organizado en Sevilla por la Fundación Cámara de Comercio de Sevilla, y para demostrar ese interés de la multinacional en el sur de España recurrió a los datos. Gilpérez recordó que en el periodo 2010-2014 Telefónica ha invertido 1.200 millones en Andalucía, que lo hizo por valor de 240 millones el año pasado y que lo volverá a hacer por 300 en 2015. Más aún: hasta 2020 la cifra de inversión total llegará a los 2.500 millones, lo que supondría la generación de 9.000 empleos. Actualmente, de los 30.000 trabajadores pertenecientes Telefónica 3.000 están en Andalucía y otros 4.000 están vinculados de manera indirecta.

Parte de la inversión hasta 2020 -el 30%, unos 750 millones- corresponde a la extensión de la red de fibra óptica. Y puede verse comprometida si sale adelante la propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de que Telefónica abra la red a sus rivales (excepto en nueve grandes municipios) con un precio regulado. La multinacional que preside en España Gilpérez ya afirmó en la presentación de resultados que su ritmo inversor dependerá de la decisión final sobre este asunto. De hecho, ya se ha reducido un 35%, a la espera de conocer el dictamen final. De las 4,5 millones de unidades inmobiliarias que se iban a conectar a nivel nacional en el corto plazo se ha pasado a 3,6 millones, aunque Gilpérez afirma que si la CNMC decide a favor de Telefónica la inversión volverá a "acelerarse". "No queremos congelar la fibra óptica, sólo hemos ajustado el ritmo inversor", afirmó Gilpérez.

"Necesitamos un marco estable para poder realizar las inversiones", añadió, y defendió que la actividad inversora llevada a cabo por Telefónica en los últimos cinco años para extender la fibra debe ser tenida en cuenta por el regulador. "Hemos invertido entre 2009 y 2013 en España más de 10.000 millones en redes de nueva generación, y 1.600 millones en 2014 (...) No son redes heredadas de un monopolio, las hemos hecho con el dinero de nuestros accionistas", afirmó, para a continuación sostener que el modelo regulatorio debe primar la inversión, porque así se mejora la productividad y eficiencia del país.

Actualmente, afirmó Gilpérez, la red española de fibra óptica es la mayor de Europa y supera en 2,5 veces a la francesa. Además, Telefónica cubre el 50% del territorio con la tecnología móvil 4G, con 1,8 millones de usuarios, y cuenta con dos millones de clientes de televisión, cifra que aumentará tras la adquisición de digital plus.

El directivo recordó que, en el caso de Andalucía, sólo en 2014 se han multiplicado por dos las unidades inmobiliarias desplegadas para la red de fibra, hasta 1,6 millones, se ha multiplicado por 1,2 la cobertura de móviles 3G y por 1,7 la de los 4G. Además, la tasa de conexión a internet alcanzó el 72,7%, y los andaluces se erigieron como los que más usan en España la e-Administración y las redes sociales. "Una región que no se digitaliza está abocada al fracaso, al deterioro progresivo", afirmó, para mostrarse, a continuación, optimista sobre el futuro. Gilpérez ejemplificó la contribución de Telefónica a este desarrollo digital con el despliegue de red en zonas de alta densidad empresarial; los acuerdos con ayuntamientos como Sevilla y Málaga para el desarrollo de la Smart City; el centro de I+D en Granada; o el programa Open Future, iniciativa público-privada que impulsa desde becas para fomentar la cultura emprendedora a los incentivos para que las empresas innoven o programas para la iniciación en la internacionalización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios