Telefónica ultima la venta de su filial checa por 2.500 millones

El grupo checo PPF, propiedad del multimillonario Petr Kellner, ultima la compra por 2.500 millones de euros de una participación de control en la filial checa de Telefónica, la mayor operadora de telefonía de la República Checa, según informó ayer Financial Times, que estima que el acuerdo se cierre esta misma semana.

Una vez alcanzado un acuerdo con Telefónica, se prevé que PPF lance una oferta de compra sobre el 31% de la filial que cotiza en la Bolsa de Praga para convertirla en una compañía privada, lo que potencialmente podría elevar el precio de la transacción en otros 1.000 millones aproximadamente.

Fuentes de PPF declinaron realizar comentarios sobre la información de Financial Times, limitándose a recordar que el grupo "mantiene conversaciones con Telefónica sobre la posibilidad de adquirir una participación en Telefónica Czech Republic".

La multinacional española ha mantenido conversaciones para vender su negocio en los dos últimos meses, aunque desde hace varias semanas negocia en exclusiva con PPF, el grupo inversor fundado por el empresario Peter Keller, quien permanece como el máximo accionista de la compañía.

Telefónica controla el 69,4% de la mayor operadora checa desde que hace ocho años se hiciera con el control de Cesky Telecom, hasta entonces en manos del Gobierno checo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios