El Tesoro paga menos del 2% por letras a corto plazo frente al 5% de noviembre

  • España ha colocado en subasta 2.506,8 millones de euros en letras a 3 y 6 meses, el máximo previsto.

Comentarios 4

El Tesoro Público ha vuelto a cerrar con éxito una emisión al colocar 2.506,8 millones en letras a 3 y 6 meses a tipos más bajos, manteniendo así la buena racha iniciada el pasado mes de diciembre, según la información difundida por el Banco de España. De hecho, el Tesoro ha vuelto a superar ligeramente sus expectativas, ya que esperaba colocar entre 1.500 millones y 2.500 millones de euros. La demanda, en este caso, ha vuelto a ser muy alta, ya que ha superado los 13.600 millones. Además, los tipos marginales han vuelto a bajar por sexta vez consecutiva y se han situado en los niveles registrados por este papel antes del verano.

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.400 millones de euros en letras a 3 meses de los 6.053,85 millones solicitados por los inversores. El tipo de interés medio ha pasado del 1,735% de la última subasta al 1,285% actual, mientras que el marginal se ha quedado en el 1,330% desde el 1,880% anterior. Asimismo, el organismo ha emitido 1.106,80 millones de los 7.600,34 solicitados en letras a 6 meses. En este caso, el tipo medio ha pasado del 2,435% de la subasta de diciembre al 1,847% actual, mientras que el marginal se ha quedado en el 1,900% desde el 2,530%.

El Tesoro no emitía este tipo de papel desde el pasado 20 de diciembre, cuando también colocó más de lo previsto, 5.639,92 millones, gracias a una demanda que superó los 18.400 millones y a la fuerte moderación de los intereses, que pasaron de niveles máximos superiores al 5% al entorno del 2%.

El organismo empezó en diciembre una buena racha que algunos analistas achacan a la intervención del Banco Central Europeo (BCE), que empezó a ofrecer barra libre de liquidez a los bancos, mientras que otros lo limitan al miedo a que lleguen tiempos peores.

Desde entonces, las emisiones del Tesoro han salido bastante bien e incluso el organismo ha aprovechado más de una ocasión para colocar más de lo previsto en prevención de una situación peor en los próximos meses. De hecho, el Tesoro superó con éxito la emisión de deuda a largo plazo que celebró esta misma semana, la prueba más difícil en los mercados. En dicha subasta, colocó más de 6.600 millones frente a los 4.500 previstos y de nuevo a tipos más bajos.

Los resultados de estas subastas demuestran que los mercados han ignorado las malas noticias de las agencias de 'rating', como la rebaja de calificación generalizada de Standard & Poor's (S&P) o la amenaza de Fitch.  

Soslayando previsiones de recesión

El Gobierno ha expresado su satisfacción con la evolución de las subastas porque suponen una respuesta real y una calificación real de los mercados al margen de las valoraciones de las agencias de rating.

En este caso, la emisión de letras demuestra también que los mercados han ignorado las previsiones del Banco de España, que apuntan a una contracción del PIB del 1,5% este año y a un paro del 23,4% en ausencia de reformas ambiciosas.

A lo largo de 2012, el Tesoro emitirá 86.000 millones de euros brutos en deuda a medio y largo plazo, un 10% menos que en 2011, cuando se emitieron 95.600 millones brutos. La emisión neta se situará en 36.000 millones de euros, frente a los 48.600 millones de euros de 2011. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios