Tom Enders niega la pérdida de poder de España tras el cese de Domingo Ureña

El cambio de líder de Airbus en España y la reorganización interna del grupo que se ha producido en el último mes en la compañía no implica un trasvase de poder desde España hacia Alemania. Así, al menos, lo defendió ayer el consejero delegado del grupo, Tom Enders.

La salida de Domingo Ureña como máximo responsable del consorcio en España y el hecho de que sea Pilar Albiac la que, desde Múnich, tome las riendas de los programas de aviones militares -A400M, A330 MRTT y C295- que hasta el momento se controlaban desde Madrid, conforman el trasfondo de la escena. Sin embargo, Enders dijo que esa "percepción en España de que se están transfiriendo capacidades hacia Alemania es un sinsentido". "He leído cosas curiosas en periódicos españoles que apuntan en esa dirección, pero algo así no está sucediendo", apostilló.

A preguntas de medios sevillanos, Enders indicó que la compañía "informó al Gobierno español y a otros más de los cambios que se iban a acometer en el liderazgo del A400M", pero no aclaró si el Ejecutivo de Rajoy aceptó los cambios o se mostró crítico con la nueva situación.

Según un documento hecho público esta semana por Abc, un acuerdo de 2009 entre Airbus y la SEPI (a través de la cual España controla el 4,1% de las acciones del grupo, frente al 12% de Alemania y el 12% de Francia) prohibiría acometer modificaciones en la organización de la compañía que perjudicaran a España.

Por ello, el cese de Domingo Ureña y la trasmisión de sus competencias a Albiac y Gerwert -directora de Operaciones y consejero delegado de la división de Defense & Space, respectivamente-, ambos con despacho en Múnich, debería haber sido negociado con el Gobierno de Rajoy, algo que no se ha producido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios