Toxo pide a Rajoy que convoque "urgentemente" a los agentes sociales para explicar qué reforma quiere

  • El dirigente de CCOO no entiende que el Ejecutivo tache de "insuficientes" los acuerdos alcanzados hasta ahora con la patronal.

Comentarios 1

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que convoque "urgentemente" a los agentes sociales para explicarles qué reforma laboral quiere y para qué, y ha recordado al jefe del Ejecutivo que José Luis Rodríguez Zapatero ya intentó una reforma impuesta, que fracasó en sus objetivos. "Además de decir que quiere una reforma laboral, ya es muy urgente que el presidente del Gobierno o la persona en la que él delegue convoque a las partes y nos diga directamente qué es lo que quiere, para qué y en qué tiempo", ha dicho Toxo.

El dirigente sindical ha señalado que las únicas referencias que tiene sobre la reforma laboral que podría querer el Gobierno de Rajoy son las 71 enmiendas que presentó el PP a la reforma laboral socialista y lo que dijo el presidente en el debate de investidura. "Él habló de una reforma laboral en los tres primeros meses del año. Si es así, estamos en tiempo", ha añadido Toxo.

No obstante, el líder de CCOO, en declaraciones a Telecinco, ha indicado que los ciudadanos deben saber que "hay reformas prioritarias a la reforma laboral", como la "urgentísima" reforma del sistema financiero, ya que si el crédito no llega a familias y empresas no se creará empleo por mucho que se modifique la legislación laboral, ha avisado. "Una reforma laboral a destiempo lo que puede hacer es agravar la situación y quemar medidas sin que sirva para generar empleo", ha advertido.

Toxo no comparte la apreciación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de que los acuerdos alcanzados hasta ahora por sindicatos y empresarios son "insuficientes", pues se trata de acuerdos "muy importantes". "Ha dicho que son insuficientes, pero insuficientes ¿sobre qué?", ha señalado Toxo. "El Gobierno dice que quiere hacer una reforma laboral pero no dice qué reforma laboral y para conseguir qué, más allá de ese genérico objetivo de que hay que hacer crecer el empleo y reducir la temporalidad. Me suena a lo que justificó en su día la acción del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con una reforma laboral que también era para hacer crecer el empleo, y el resultado es que tenemos un millón de parados más que entonces", ha recordado. 

Todo sirve para avanzar

Tras los diferentes mensajes que se han lanzado desde el Gobierno para que los agentes sociales apuraran el plazo de este fin de semana para llegar a un acuerdo más amplio sobre la reforma laboral, Toxo ha apuntado que en las últimas horas ha habido contactos entre sindicatos y empresarios, aunque no reuniones, y pese a que no ha habido nuevos pactos, ha dejado claro que "todo sirve para avanzar". 

"Más allá de lo que el Gobierno diga, indique o hasta exija estamos hablando de negociación colectiva todos los días", ha referido Toxo, que ha insistido en que los principales escollos para el acuerdo son la pretensión empresarial de que se pueda disponer de la jornada del trabajador sin intervención del convenio, la creación de un nuevo contrato y la evolución salarial y de los precios.

En este sentido, ha apuntado que la patronal recurre al hecho de que hay 600.000 empresas en situación de pérdidas para justificar su demanda de que los salarios no crezcan en los próximos años. Al respecto, Toxo ha señalado que aunque la situación de esas empresas es dramática, hay el doble de empresas que están en beneficios y que podrían subir los salarios de manera moderada, sobre todo ahora que el Gobierno ha recortado la nómina de los trabajadores con la subida del IRPF. 

Para Toxo, las posiciones empresariales han experimentado una "vuelta atrás" impulsada por sectores empresariales "que piensan que han llegado los suyos al Gobierno y que se atenderán sus viejas aspiraciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios