Crisis griega

Tsakalotos toma el relevo de Varufakis

  • El hasta ahora ministro de Finanzas griego ha dejado el puesto porque cree que "ayudará a un acuerdo" con las instituciones europeas. Su sucesor es el principal representante heleno en las negociaciones con los acreedores.

Comentarios 32

El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, ha anunciado este lunes su dimisión porque cree que así pueda ayudar al Gobierno a alcanzar un acuerdo con las instituciones europeas, horas después de la victoria del no en el referéndum celebrado en el país heleno. En su comunicado, tituladoYa no soy ministro, Varoufakis ha sostenido que el referéndum "permanecerá como un momento único en el que una pequeña nación europea se levantó contra la servidumbre por las deudas". El principal representante de Grecia en las negociaciones de Bruselas con los acreedores y hasta ahora viceministro de Exteriores heleno, Euclidis Tsakalotos, será su sustituto.

"Como todas las luchas por los derechos democráticos, esta negativa histórica del ultimátum formulado el 25 de junio por el Eurogrupo llega con un gran coste asociado", ha manifestado. "Por ello, es esencial que el gran capital concedido a nuestro Gobierno por el espléndido 'no' sea invertido inmediatamente en un sí a una resolución adecuada, a un acuerdo que contemple la reestructuración de la deuda, menos austeridad, redistribución a favor de los necesitados y reformas reales", ha apuntado. Varoufakis ha revelado además que después del anuncio de los resultados se le comunicó que existía "una cierta preferencia por parte de algunos miembros del Eurogrupo y otros socios a favor de su 'ausencia' durante sus reuniones". "Esa es una idea que el primer ministro (Alexis Tsipras) consideró que podría ser de potencial ayuda para alcanzar un acuerdo. Por esa razón abandonó el Ministerio de Finanzas", ha argumentado. "Considero que es mi tarea ayudar a Tsipras a explorar, tal y como considere adecuado, el capital que el pueblo griego nos ha concedido a través del referéndum del domingo, y portaré el odio de los acreedores con orgullo", ha agregado.

"En la izquierda sabemos cómo actuar de forma colectiva sin importar los privilegios del cargo. Apoyaré totalmente al primer ministro Tsipras, al nuevo ministro de Finanzas y a nuestro Gobierno", ha recalcado Varoufakis. Por último, el ya ex ministro de Finanzas heleno ha argüido que "el esfuerzo sobrehumano de honrar al valiente pueblo de Grecia y al famoso 'oxi' (no, en griego) que han trasladado a los demócratas de todo el mundo, acaba de comenzar".

Su cargo lo toma ahora Euclidis Tsakalotos, conocido como el aristócrata rojo. Tsakalotos ha llevado las riendas de la negociación en Bruselas desde abril pasado cuando el primer ministro, Alexis Tsipras, retiró a Varufakis de la primera línea de fuego como consecuencia de las fuertes críticas que cosechó entre sus socios europeos. Aunque Tsakalotos no se ha caracterizado por querer estar en el centro de la atención, a diferencia de Varufakis, su nombramiento podría gustar poco a muchos socios europeos, pues él mismo se considera un representante de la corriente más radical del partido gubernamental, el izquierdista Syriza. Sin embargo, es precisamente este hecho el que podría facilitar que en caso de que se llegara a un acuerdo, Tsakalotos podría ser el más indicado para comunicar las inevitables concesiones a los diputados más radicales.

En Syriza, a cuyo comité central pertenece desde 2004, Tsakalotos fue siempre el hombre para las tareas difíciles que nadie quería hacer. En el Gobierno de Tsipras esto se ha traducido en tener que asumir a partir de abril la responsabilidad del diálogo con los socios europeos, lo que tras la ruptura de las negociaciones el 25 de junio y el aplastante "no" a las propuestas de los acreedores internacionales plasmado en el referéndum de ayer, domingo, con seguridad no será una tarea fácil.

El nuevo ministro de Finanzas mantiene buenas relaciones con el Gobernador del Banco de Grecia, Yanis Sturnaras, a quién conoce desde sus tiempos de estudios en el Reino Unido. En el pasado, han colaborado en publicaciones científicas conjuntas, aunque no comparten las mismas ideas.

Nacido en 1960 en Holanda, Tsakalotos comparte con otros miembros del Gobierno izquierdista una biografía forjada en el extranjero. Se crió en el Reino Unido, donde estudió Ciencias Políticas y Empresariales en la Universidad de Oxford y en la Universidad de Sussex y durante cuatro año fue docente en la Universidad de Kent. Tsakalotos tan solo llegó a Grecia en 1993, y al igual que Varufakis, es autor de una serie de libros. El hasta ahora viceministro de Exteriores, responsable de las relaciones económicas internacionales, es miembro del comité central de Syriza desde 2004.

El "aristócrata rojo", como lo llaman algunos de su compañeros a Syriza, por ser hijo de una familia rica, fue objeto de viva polémica en 2013, cuando su declaración de patrimonio como diputado reveló que había invertido cantidades importantes de dinero en la compañía de gestión de inversiones Black Rock y a JP Morgan. Tsakalotos explicó que se trataba de inversiones de su padre que había añadido su nombre como copropietario de estos bienes. Además Tsakalotos, es propietario de dos viviendas, una en el barrio de lujo de Kifisiá, en el norte de Atenas y otra en el pueblo de origen de sus padres, en la comarca de Thesprotia, en el noroeste de Grecia.

El nuevo ministro de Finanzas griego está casado con Heather Denise Gibson, responsable desde hace varios años del departamento de investigaciones del Banco de Grecia, con la que tiene tres hijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios