Tsipras se estrena en una cumbre de la UE entre expresiones de esperanza y firmeza

  • Merkel afirmó su disposición a llegar a un compromiso con Grecia, pero recalcó que la credibilidad de Europa también depende de que se cumplan las reglas.

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, se estrenó en una cumbre europea, donde fue recibido al inicio por sus homólogos con expresiones de buena voluntad para hallar un compromiso sobre la futura ayuda a Grecia, pero también con palabras de firmeza para recordarle sus compromisos.

Tsipras afirmó que llega a la sede del Consejo Europeo "muy confiado" en que los Veintiocho pueda encontrar "una solución viable para todos" en las negociaciones sobre la forma y el contenido de cualquier futura ayuda al país, y para volver al crecimiento y la cohesión social. "Tengo gran confianza en que juntos podemos encontrar una solución viable para todos, para salir de la austeridad, resolver la crisis humanitaria en la Unión Europea (UE) y para hacer que la Unión vuelva a la senda del crecimiento y la cohesión social", dijo a su llegada.

Tsipras, con traje azul marino y sin corbata, fue uno de los últimos en llegar a la sala de reuniones de la cumbre y allí intercambió algunas palabras con el presidente francés, François Hollande, antes de que se les sumara la canciller alemana, Angela Merkel, con quien el líder griego no se ha reunido aún.

A su llegada a Bruselas, Merkel afirmó su disposición a llegar a un compromiso con Grecia, pero recalcó que la credibilidad de Europa también depende de que se cumplan las reglas y de que exista confianza entre los socios. "Solo quisiera decir que Europa siempre está enfocada hacia el compromiso y ese también es el éxito de Europa. Los compromisos se forjan cuando las ventajas superan las desventajas y Alemania está dispuesta" a encontrar un punto de encuentro con Atenas, precisó.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, subrayó por su parte que esta cita es una "oportunidad real" de escuchar a Tsipras, al tiempo que aseguró que "todos en los países miembros quieren que Grecia tenga una futuro económico sostenible, con empleo y crecimiento". "Grecia necesita una oportunidad buena y justa", afirmó por su parte el canciller federal de Austria, Werner Faymann, que también recordó que, cuando España solicitó ayudas para recapitalizar la banca ese país insistió en no tener que adoptar un rescate completo y que también se trabajó en compromisos con otros gobiernos. Faymann abogó por un compromiso a través de una solución "puente" que permita a los socios de la eurozona "verificar que el Gobierno cumple con lo que dice".

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, se mostró convencido de que el próximo lunes se encontrará una solución, pero recordó que hay un conjunto de reglas que hemos acordado en común", en tanto que su homólogo finlandés, Alexander Stubb, advirtió a Atenas de que "el tiempo se agota" porque el 28 de febrero expira la prolongación del rescate europeo. "Es clave que tratemos de encontrar una continuación del programa post febrero, pero ello implica reformas estructurales y de muchas maneras nos encontramos en el lugar de arranque", precisó.

Bettel agregó que los socios europeos han hecho "en los últimos cinco años todo para mantener a Grecia en el euro y seguiremos manteniéndola, pero eso requiere cumplir los compromisos para continuar en la buena senda", que ya ha dado resultados en Grecia. También el primer ministro belga, Charles Michel, quien se reunió antes de la cumbre con Tsipras, consideró "muy importante y crucial encontrar una solución cuanto antes". Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, cuyo país no pertenece al euro, dijo que "lo que hace falta entre Grecia y la eurozona no es un punto muerto, sino una solución".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios