Tsipras negocia "firme" pero no quiere una "ruptura" con Europa

  • El primer ministro griego asegura que su Gobierno no va a dar "ni un paso atrás". Atenas "examina" solicitar una extensión del crédito.

Comentarios 26

El Gobierno griego afirmó que "examina" la opción de solicitar a los socios europeos una ampliación del crédito que acompaña al programa de rescate, pero sin que ello suponga pedir una prórroga de este plan. Fuentes del Gobierno de Atenas sostuvieron que el Ejecutivo "examina la opción de pedir una prórroga del préstamo, sin ligarlo a los requisitos del programa de rescate". "No aceptamos ultimátum. No vamos a pedir una extensión del programa de rescate", dijeron las citadas fuentes bajo condición de anonimato.

El actual plan de rescate, acordado entre el Ejecutivo anterior encabezado por Andonis Samarás y la troika (formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) expira el próximo 28 de febrero por lo que las negociaciones están encaminadas a lograr un acuerdo que permita garantizar la financiación de Grecia a partir de esa fecha.

Tras no llegar a un pacto en el Eurogrupo del pasado lunes, los socios lanzaran un ultimátum al Ejecutivo heleno, que le da de margen hasta el viernes para decidir si solicita una extensión del programa de rescate. El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, dijo que el siguiente paso que debe darse tras el "ultimátum" de este lunes es el "responsable" y expresó su confianza en lograr un acuerdo "muy bueno" para el europeo medio. Según el ministro griego, Europa sabe cómo "deliberar para crear una solución muy buena, una solución honorable de un desacuerdo inicial".

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, afirmó que su Gobierno se mantiene "firme" en las negociaciones con los socios europeos, pero no busca "una ruptura" con la Unión Europea (UE). "Estamos comprometidos con una solución viable. Negociamos firmes, pero no queremos una ruptura", aseguró Tsipras en un discurso ante el grupo parlamentario de Syriza. Resaltó que su Gobierno "no chantajea ni se deja chantajear" y no aceptará ningún tipo de "ultimátum".

El primer ministro explicó que Grecia rechazó el documento presentado por el Eurogrupo porque no solo pedía "aplicar las medidas del memorando (el programa de rescate), sino también aceptar un superávit primario exagerado y privatizaciones". Tsipras destacó que el hecho de que ese documento sustituyese a un texto presentado anteriormente por el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, "es la prueba de que hay gente que pone en juego no solo a Grecia, sino a Europa".

"Somos optimistas de que habrá un acuerdo que no implique volver al pasado de falta de dignidad. No hay camino hacia atrás", dijo para añadir que "la solución no la aportarán los tecnócratas, sino los líderes políticos". Tsipras recalcó que confía en que habrá una solución "porque en el Eurogrupo estuvimos a cinco minutos de alcanzarla".

No dará "marcha atrás" y empezará a legislar medidas

Además, Tsipras anunció que su Gobierno "no dará marcha atrás" y a partir del jueves presentará en el Parlamento las primeras medidas prometidas a los electores. "Trabajamos por un acuerdo sin austeridad y sin memorando, por un acuerdo sin la parte tóxica de la troika", dijo Tsipras ante el grupo parlamentario de su formación.

Tsipras informó de que este mismo jueves, después de la elección del presidente de la República prevista para este miércoles, se introducirá en el Parlamento la primera ley para proteger contra los desahucios de primera vivienda y para impedir las transferencias de débitos morosos a "cazadores de deudas". Añadió que el jueves también se llevará al Parlamento la ley que amplía el círculo de personas que pueden acogerse al pago en cien plazos de sus deudas a Hacienda, lo que, afirmó, "aliviará el peso de muchas familias". "Espero que estas dos leyes se hayan aprobado para el viernes por la tarde para que el pueblo sepa quién está de su lado y quién está del lado de los intereses oligarcas", indicó.

El líder izquierdista avanzó que en breve el Gobierno presentará una ley que pondrá fin a la desregulación de la legislación laboral, emprendida por el anterior Ejecutivo de Andonis Samarás, que, entre otras medidas, liberalizó el despido y abolió de facto los convenios colectivos. "En cooperación con la Organización Internacional del Trabajo restituiremos (en Grecia) la legislación europea en materia de relaciones laborales", resaltó.

Tsipras aseguró que su Gobierno no tiene intención de dar "ni un solo paso atrás" de su programa adoptado por el Parlamento hace unos días y prometió que en breve se legislarán todas las medidas para hacer frente a la crisis humanitaria. "No pondremos en juego la confianza del pueblo a favor de los intereses de los acreedores", declaró Tsipras, para agregar que la "primera deuda" que tiene que devolver Grecia es la de hacer frente a la "crisis humanitaria" que padecen muchos ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios