La UE pondrá en cuarentena a Grecia, pero sin pedirle quimeras

  • El ministro griego de Finanzas culpa a Bruselas por no haber detectado antes el problema de las cuentas helenas.

Comentarios 3

Los 27 socios de la Unión Europea (UE) no tienen previsto poner exigencias adicionales a Grecia, al margen del severo programa de ajuste para recortar el abultado déficit público que coloca al país ante el fantasma de la suspensión de pagos, aseguró el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Juncker, además primer ministro de Luxemburgo, se remitió al duro plan de ahorro que la Comisión Europea ha entregado a Atenas, para que reduzca drásticamente su déficit público, del 12,7 por ciento del PIB (en 2009) al máximo del tres por ciento que contempla el Pacto de Estabilidad de la UE, para 2012. "Haremos una primera evaluación en marzo para determinar si Grecia está en la buena senda", aseguró Juncker.

Mientras tanto, el ministro griego de Finanzas, Georgios Papaconstantinou, aseguró que los problemas con el abultado déficit público heleno se habrían podido detectar al menos dos meses antes de que fueran revelados por el gobierno. Ello, dijo, prueba la falta de "voluntad" de la UE en detectarlo antes. El nuevo gobierno socialista heleno asumió su cargo el pasado octubre e informó que la cifra de déficit divulgada por el anterior gobierno, conservador, estaba muy alejada de la realidad.

Para 2009 se había dado la cifra de 6,7 por ciento del PIB, mientras que el guarismo real era del 12,7 por ciento, muy por encima del techo máximo que estipula el Pacto de Estabilidad de la UE. Si los expertos de la UE hubieran echado un vistazo a un informe publicado por el Banco Nacional de Grecia en agosto pasado, se habrían dado cuenta del agujero en las cuentas públicas griegas, dijo Papaconstantinou. "Se trata de saber si las campanas de alarma habrían podido sonar antes", aseguró.

En ese mismo terreno, la Comisión Europea exigió que la agencia estadística comunitaria Eurostat, dependiente del Ejecutivo de Bruselas, tenga más competencias y evitar así "fraudes" como el que logró materializar Grecia, al mentir sobre su déficit público. La Comisión de los 27 pide que Eurostat realice más visitas "en profundidad" a los 16 socios del euro, en el marco de los procesos por déficit excesivo, con el fin de fiscalizar mucho mejor sus cuentas públicas. Al mismo tiempo, Bruselas pide a los socios de la moneda única que den un acceso ilimitado a los "inspectores" de Eurostat a sus documentos, con el fin de evitar la repetición de la "creatividad estadística" de la que hizo gala Atenas para camuflar sus cifras reales.

Papacostantinou también aseguró que su país está determinado a reducir su abultado déficit público, como le exige la Comisión Europea. "Haremos lo que haga falta para bajar el déficit, a pesar de que la gente no nos cree", se lamentó Papacostantinou.

Además, la Comisión Europea pidió información a Atenas sobre la supuesta participación de la empresa Goldman Sachs en operaciones destinadas a camuflar la abultada deuda griega. "Eurostat no estaba al corriente de esas transacciones", aseguró un portavoz de Bruselas. Según informó el periódico norteamericano The New York Times, Grecia pudo ocultar sus datos reales de déficit gracias a la ayuda de bancos como Goldman Sachs o JP Morgan.

Por otro lado, la ministra de Economía y vicepresidenta segunda del Gobierno español, Elena Salgado, afirmó que se aprobarán recomendaciones a Atenas para que rebaje su déficit público, pero no habrá novedades respecto a lo decidido la semana pasada en Bruselas por los jefes de Estado o Gobierno de la UE. En ese sentido subrayó que los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro no agregarán ni un punto ni una coma al documento aprobado por los líderes de los 27 en el Consejo europeo extraordinario de Bruselas del jueves pasado, centrado en Grecia.

También recordó que España apoya al candidato portugués a la vicepresidencia del Banco Central Europeo, Vitor Constâncio, en sustitución del griego Lucas Papademos. "Hemos manifestado varias veces que por parte de España y de Portugal siempre hay apoyo mutuo", dijo. Está previsto que la decisión sobre la sucesión del griego se produzca esta noche y que, salvo sorpresas, gane la partida el candidato luso. Los otros dos candidatos, el gobernador del Banco Central de Luxemburgo, Yves Mersch, y un ejecutivo del Banco Nacional de Bélgica, Peter Praet, tienen pocas posibilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios