La UE se prepara para un severo ajuste del déficit público

  • Los ministros de Economía se han puesto de acuerdo en la necesidad de que la reducción de los voluminosos déficit vaya más allá del 0,5% del PIB anual exigido por el Pacto de Estabilidad.

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE analizan este martes cuándo y cómo volver a unas finanzas públicas equilibradas, una vez que la economía vuelva a crecer, con la perspectiva de un ajuste severo de los déficit a partir de 2011.

El lunes, los ministros de los dieciséis países del euro ya se pusieron de acuerdo sobre la necesidad de que la reducción de los voluminosos déficit vaya más allá del 0,5% del PIB anual exigido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, que también participó en la reunión del Eurogrupo, llegó a considerar necesario un ritmo de reducción estructural superior al 1% y que los ajustes comiencen en muchos casos en 2010.

El presidente del Eurogrupo, el luxemburgués Jean Claude Juncker, resumió el análisis de los ministros europeos sobre la situación actual diciendo que "hay signos de recuperación evidentes, pero los riesgos siguen repartidos entre elementos positivos y negativos".

Por esta razón, los gobiernos de la Eurozona siguen considerando que "no ha llegado el momento de poner fin a los programas de reactivación".

Si las indicaciones que la Comisión Europea va a proporcionar el 3 de noviembre confirman que la recuperación ha llegado, y que la situación mejora de una forma duradera, las medidas de acompañamiento financiadas mediante los presupuestos nacionales "deberán ser retiradas gradualmente", añadió Juncker.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, confirmó que la CE presentará el día 3 sus previsiones macroeconómicas de otoño en las que incluirá, por primera vez, un pronóstico de crecimiento para 2011.

Si esos datos son positivos, el Eurogrupo y el Consejo Ecofín confirmarían que en ese año deberán retirarse los apoyos a la economía y al sector financiero.

El Ecofín tiene previsto aprobar hoy una declaración en la que advertirá de que la consolidación presupuestaria de los países con déficit excesivos -actualmente veinte de los veintisiete- tendrá que realizarse de forma "ambiciosa".

"Deberá ir más allá del 0,5% del PIB, habida cuenta de la necesidad de poner fin a la espiral de déficit y deuda", adelantó Juncker.

Trichet dejó claro que el Banco Central Europeo exigirá "el cumplimiento estricto" de las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento sobre disciplina presupuestaria.

"Es muy importante, en cualquier caso, comenzar en 2011 la estrategia de salida", enfatizó Trichet y añadió que "será necesario reducir anualmente más del 0,5% del PIB, o incluso más del 1%, el déficit estructural en un amplio número de casos".

Alemania y Francia, cuyos gobiernos han exhibido divergencias en cuanto a la rapidez de la necesaria consolidación, "deberán ser tratadas de la misma manera y con las mismas reglas, y a este respecto el Pacto de Estabilidad y Crecimiento es la pieza maestra", advirtió igualmente el presidente del BCE.

Que la fecha de referencia para el comienzo de la reducción del déficit sea 2011 no significa que algunos países no se vayan a ver "obligados" a empezar antes, avisó por su parte el comisario Almunia.

El 11 de noviembre la Comisión evaluará si los países sujetos a recomendaciones por déficit excesivos, entre ellos España, están o no cumpliendo ya en sus presupuestos las sugerencias de Bruselas.

"Algunos van a recibir recomendaciones para que consoliden sus finanzas públicas en 2010", anunció el comisario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios