Unicaja y Caja España dan luz verde al proceso de integración

  • Aprueban un protocolo de intenciones para crear un banco con 81.000 millones en activos

El Consejo de Administración de Unicaja, celebrado en Málaga en sesión ordinaria, aprobó ayer el protocolo de intenciones de integración con Caja España-Caja Duero. Asimismo, el Consejo de Administración de esta última entidad también dio su apoyo al plan de fusión con la caja malagueña.

La aprobación del Consejo de Unicaja se produce después de que se alcanzara un preacuerdo genérico entre los presidentes de las ambas entidades, que fue hecho público el pasado 21 de marzo. El protocolo de intenciones recoge, entre otras cosas, la representación que las cajas tendrán en el banco que se constituya para el ejercicio indirecto de la actividad financiera. Será una participación del 63% para Unicaja, y del 37% para Caja España-Caja Duero.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, será el presidente ejecutivo del banco y primer directivo. El de Caja España-Caja Duero, Evaristo del Canto, será vicepresidente ejecutivo y consejero delegado. El nuevo grupo y, en particular, el banco, tendrá su sede social en Málaga. Sin perjuicio de ello, se mantendrán servicios operativos centrales del grupo en las sedes actuales de ambas cajas -Málaga, Ronda, León y Salamanca-, así como en Madrid. Por último, la Corporación Industrial tendrá su sede social en la ciudad de Salamanca.

El grupo que resulte de la integración de Unicaja y Caja España-Caja Duero se constituirá como el tercero entre las cajas bancarizadas, con un volumen de activos de 81.000 millones de euros. Las dos cajas seguirán contando con su propia obra social, que se nutrirá de los beneficios generados por la actividad del banco.

El protocolo de intenciones entre las dos cajas se desarrollará a través de un contrato de integración, que se someterá a la aprobación de los consejos de administración de las cajas y, posteriormente, de sus respectivas asambleas generales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios