La Unión Europea entra en recesión y la Eurozona agrava su retroceso

  • El recorte del PIB en ambos casos fue del 1,5% en el cuarto trimestre de 2008 · La economía alemana, locomotora europea, registra la caída más brusca desde 1990

El deterioro de la economía europea se intensificó en los tres últimos meses de 2008, lo que colocó al conjunto de la UE en recesión técnica y agravó la que atraviesa la Eurozona. Según los cálculos de Eurostat, oficina estadística comunitaria, tanto el PIB de la Eurozona como el de la UE cayeron el 1,5% en el último trimestre del año, muy por encima del descenso del 0,2% registrado en el trimestre previo, y cinco décimas más alto que el de EEUU, donde la caída fue del 1%.

De esta manera, el área de la moneda única acumula tres trimestres seguidos con bajadas (-0,2%, -0,2% y -1,5%) y se confirma la entrada en recesión de la economía de los Veintisiete, tras caer la actividad dos trimestres consecutivos.

El temido escenario de la recesión es ya una realidad para muchos de los Estados miembros, sobre todo, para las economías más grandes. Destaca el fuerte deterioro de la primera economía comunitaria, Alemania, que en los tres últimos meses del ejercicio cayó el 2,1%, la bajada más brusca desde la reunificación en 1990, y muy superior a la caída del 0,5% de los dos trimestres anteriores. También España, tras sufrir una contracción del 1% entre octubre y diciembre (-0,3% de julio a septiembre), cayó en recesión en 2008, con lo que puso fin a 15 años de expansión.

A su vez, el PIB italiano bajó en el último trimestre el 1,8% (después del descenso del 0,6% de los dos periodos anteriores) y también empeoró la situación de Reino Unido, con un retroceso del 1,5% (frente a la bajada previa del 0,6%). Francia, donde el PIB bajó el 1,2% de octubre a diciembre, es la única gran economía que hasta ahora ha escapado de la recesión, pero el Gobierno ya da por hecho que la contracción continúa, por lo que entrará en esa clasificación este mismo trimestre. Holanda y Portugal son otros de los países miembros que ya llevan más de un semestre viendo caer la actividad.

A pesar del brusco frenazo vivido en 2008, en el conjunto del año la economía europea logró modestas tasas de crecimiento. Así, el PIB de los países de la moneda única aumentó el 0,7% y el de la UE subió el 0,9%, en ambos casos por debajo de las cifras del año anterior, del 2,6% y 2,9%, respectivamente.

Desde la Comisión Europea reconocieron que estas cifras "desgraciadamente no son una sorpresa". El Ejecutivo de la UE asumió que la economía europea afronta una crisis grave, pero confió en que las medidas de reactivación puestas en marcha en los países miembros y a nivel comunitario impulsen una mejora gradual, de manera que el PIB vuelva a crecer a partir del segundo semestre.

La portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión, Amelia Torres, se mostró convencida de que las medidas para frenar la recesión darán resultado, pero advirtió de que "va a llevar tiempo". Según las previsiones de Bruselas, la actividad seguirá contrayéndose en el primer trimestre, pero los planes anticrisis deberían permitir que la evolución del PIB se sitúe "en territorio neutro o positivo a partir del segundo semestre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios