Los Veintisiete exigen a Grecia un plan B si en un mes no reacciona

  • Entre las medidas que reclama la UE destacan el recorte del gasto público, un aumento del IVA y de los impuestos especiales sobre la energía y la creación de una nueva tasa sobre los productos de lujo

Grecia sigue siendo el plato principal en cualquier debate comunitario. Bruselas enviará a finales de esta semana o principios de la siguiente una misión de expertos al país heleno, de la que formarán también parte representantes del Banco Central Europeo (BCE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), para asegurarse de que el Gobierno de Atenas aplica las medidas de ajuste anunciadas y de que éstas surten efecto en la reducción del déficit y la deuda y alejan así el riesgo de quiebra.

Los ministros de Economía de los 27, bajo la batuta nominal de la vicepresidenta Elena Salgado, pidieron ayer a las autoridades griegas que preparen de aquí al 16 de marzo nuevas medidas de ajuste por si su actual plan no da resultados. Entre las medidas que reclama la UE a Grecia se encuentran un recorte del gasto público, un aumento del IVA y de los impuestos especiales sobre la energía y la creación de una nueva tasa sobre los productos de lujo, según explicó el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker.

Salgado explicó que la subida del IVA es una de las medidas que la UE podría imponer a Grecia, aunque destacó que la decisión final no se tomará hasta marzo. "De momento Grecia está poniendo en marcha y tiene que poner en marcha muchas medidas que ya están anunciadas y dentro de un mes evaluaremos la situación. Y evidentemente, ésa es una de las medidas que se contemplan, pero no está en absoluto decidido", señaló.

El Ecofín exigirá la aplicación de estas medidas si en su próxima reunión del 16 de marzo comprueba que el plan anticrisis griego, que prevé recortar el déficit público este año 4 puntos porcentuales, del 12,7% al 8,7% del PIB, es insuficiente. "Si los riesgos que amenazan el cumplimiento de los objetivos de déficit y deuda se materializan, Grecia debe anunciar medidas adicionales a mediados de marzo", dijo el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Bruselas evaluará su impacto presupuestario y propondrá más recortes si se necesitan.

"La Comisión estará sobre el terreno en los próximos días, a finales de esta semana o principios de la que viene, con expertos del BCE y delegados del FMI, para verificar la aplicación y los resultados de las medidas", afirmó Rehn. "Podemos ayudar a Grecia a superar estos tiempos difíciles si Grecia está dispuesta a ayudarse a sí misma con actuaciones determinadas", repitió.

Si, pese a todo el plan de ajuste fracasa, el comisario de Asuntos Económicos recordó el compromiso de los jefes de Estado y de Gobierno de salir al rescate de Grecia para evitar su quiebra. "Si se llega a esta situación, tenemos maneras e instrumentos para salvaguardar la estabilidad financiera en la Eurozona. En este caso, la Comisión está dispuesta a poner en marcha un marco europeo de coordinación de estas acciones", explicó Rehn, que subrayó que el Ejecutivo griego no ha pedido ningún apoyo financiero.

"Grecia recibirá la ayuda que necesite" desde los miembros de la UE, añadió Salgado. "Ése es un compromiso dedicado a salvaguardar la estabilidad financiera del euro y del área euro en su conjunto. Es un compromiso firme y a ese compromiso nos remitimos", insistió Salgado. Una vez más, voluntarismo sin concreciones. "No es necesario detallar la forma en la que eso se hará, aunque el comisario acaba de decir que en el supuesto en que eso fuera necesario la Comisión Europea establecería un marco de actuación", explicó la vicepresidenta. En todo caso, el presidente del grupo europeo insistió en que Atenas debe hacer más esfuerzos para recortar su déficit y su deuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios