Volvo anuncia el despido de 3.000 empleados por pérdidas y malas ventas

  • Se trata del tercer recorte de plantilla realizado por la firma sueca en los últimos cuatro meses

El fabricante sueco de automóviles Volvo Cars, perteneciente al grupo estadounidense Ford, anunció hoy el despido de 3.000 trabajadores, 2.700 de ellos en Suecia, debido al descenso en las ventas y las pérdidas acumuladas. Se trata del tercer recorte de plantilla realizado por la firma sueca en los últimos cuatro meses.

Volvo Cars presentó el pasado 25 de junio un plan para reducir costos por 4.000 millones de coronas suecas (unos 426 millones de euros) que incluía el despido de 1.200 trabajadores, más 300 en el extranjero y 500 consultores externos. A mediados de septiembre la compañía aumentó la cifra de despidos a 900 adicionales.

La firma sueca ya había reconocido hace una semana que habría una tercera ronda de recorte de plantilla, aunque eludió entonces hablar de cifras concretas, si bien la televisión pública sueca SVT la fijó en 1.000 empleados, citando un informe interno de la empresa.

Las ventas de coches de Volvo Cars entre enero y agosto bajaron un 12 por ciento, mientras que el primer semestre ofreció unas pérdidas de 1.600 millones de coronas (165 millones de euros).

El fabricante sueco admitió hoy que toda la industria automovilística vive una situación crítica, pero resaltó que su balance era peor que el de la media.

"Son tiempos difíciles que exigen decisiones difíciles, necesitamos reducir más (plantilla) de lo que creíamos. Tenemos que ajustar nuestros costes estructurales", declaró hoy en una rueda de prensa en Gotemburgo (Suecia) su director ejecutivo, Stephen Odell, quien no se atrevió a decir que esta sea el último recorte.

Volvo Cars -vendida por el grupo Volvo a Ford en 1999- tenía una plantilla de 24.400 trabajadores a principios de año, de ellos 17.500 en Suecia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios