Xabier de Irala presidirá el BBK Bank, el nuevo banco propietario de Cajasur

  • La entidad avanza que el consejo de administración de la nueva entidad se modificará de forma importante cuando se formalice la integración de Cajasur.

Comentarios 12

Xabier de Irala presidirá BBK Bank, el nuevo banco controlado por la caja de ahorros vizcaína, que será el propietario de Cajasur cuando se formalice oficialmente el proceso, según han informado fuentes de la entidad.

Irala, anterior presidente de la BBK, se hará cargo de esta responsabilidad a requerimiento del actual presidente, Mario Fernández, como reconocimiento a su labor durante seis años al frente de esta caja, a la que llegó tras presidir Iberia.

Sin embargo, según han informado fuentes de la entidad, el consejo de administración de la nueva entidad se modificará de forma importante cuando se formalice la integración de Cajasur.

Este es el segundo nombramiento que se produce en el nuevo banco, después de que a finales del pasado mes de julio José Carlos Pla fuera nombrado consejero general de la nueva Cajasur, con lo que se, a su vez, convierte en el primer ejecutivo del BBK Bank.

La elección, según informaron en su día fuentes financieras, estuvo motivada por la "amplia experiencia" de Pla en el sector financiero y por su conocimiento del mismo.

José Carlos Pla Royo, nacido en Tarragona en 1952, es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona, ha cursado un máster en Administración de Empresas por la ESADE y es censor jurado de cuentas.

Ha ocupado varios cargos de responsabilidad en el sector financiero, como presidente de BBVA Seguror SA de Seguros y Reaseguros, consejero delegado de Grupo Faustino y consejero de la AFP BBVA Provida en Chile.

Por otro lado, la Asamblea General de la BBK se reunirá con carácter ordinario el próximo día 24 de septiembre en Bilbao para, entre otros asuntos, analizar el proyecto de integración de la cordobesa Cajasur.

El Banco de España adjudicó el pasado 16 de julio la intervenida Cajasur a la BBK, que se impuso a la otra gran favorita para hacerse con la entidad cordobesa, la malagueña Unicaja.

De esta forma, la entidad vasca, que ya era la más solvente, se ha convertido, además, en la séptima caja de España por activos, con más de 48.700 millones de euros, de los que 29.800 corresponden a la caja vizcaína y el resto a la cordobesa.

El proyecto de integración ha contado con el respaldo de los diversos sectores económicos y, hasta ahora, no ha generado ningún tipo de rechazo entre los sectores representados en la Asamblea de la BBK, que deberán dar su aprobación al proyecto.

La Asamblea de la BBK analizará también la cuenta de resultados de la entidad en el primer semestre. En este periodo la caja vizcaína ha obtenido un beneficio de 185,9 millones de euros, lo que supone un 0,2 por ciento más que en los seis primeros meses del pasado año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios