Zapatero descarta que España entre en recesión frente a la visión de entidades internacionales

  • El banco norteamericano Citi cree que el PIB caerá en el tercer trimestre e, incluso, en el cuarto

El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha descartado que la economía española vuelva a sufrir nuevas fases de recesión, y ha asegurado que los precios de la vivienda "han tocado fondo" y "no crecerán más" a la vista de que la demanda comienza a repuntar.

Así lo indicó en declaraciones a la cadena norteamericana CNBC. Dijo que los precios de la vivienda se encuentran "estables" y que en los últimos dos o tres meses no se han visto caídas e incluso han experimentado alzas en algunas zonas.

Además, en plena gira americana para recabar la confianza de los inversores, Zapatero afirmó que España "no va a volver a la recesión" y continuará creciendo y generando confianza. Tras señalar que el Gobierno seguirá siendo "vigilante" con el gasto público, reseñó que "la situación ha mejorado" en lo que se refiere a las presiones sobre la deuda española, que calificó de "estable y segura". "Seguimos con los planes", indicó en referencia a las medidas de recorte del gasto que, a su juicio, han dado buenos resultados e incluso han permitido abrir un cierto "margen" para incrementar "ligeramente" el gasto público en partidas como infraestructuras.

Zapatero se mostró satisfecho porque, a su juicio, España ha logrado cambiar la visión que los mercados tenían de la deuda española, también a través de la publicación de los test de estrés, que han demostrado que el sistema financiero "está bien capitalizado".

Esta visión, sin embargo, contrasta con la del banco norteamericano Citi. A su juicio, el PIB volverá a terreno negativo en el tercer trimestre del año y podría mantenerse así hasta el final de 2010, mientras que serán necesarios más ajustes fiscales para reducir el déficit al 6% en 2010.

Ésta es una de las principales conclusiones del informe Global Economic Outlook and Strategy elaborado por Citi, donde se pone de manifiesto la mejora de la demanda interna en el segundo trimestre gracias a los anticipos en las compras provocados por la subida de IVA y el fin de las ayudas a la compra de coches. Aún así, Citi afirma que los datos preliminares del tercer trimestre apuntan ya a un descenso significativo del gasto.

Por su parte, y con respecto al sector de la vivienda, la patronal CEOE aseguró ayer que los recortes que el Gobierno prevé aplicar en las políticas de vivienda para contener el déficit público lograrán el "efecto contrario" al desincentivar la compra, con la consiguiente disminución de retornos fiscales. Según la patronal, por cada vivienda que se deja de construir se pierden 2,4 empleos y 59.300 euros en ingresos públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios