Zapatero: "El Gobierno tiene la máxima responsabilidad, pero no la única"

  • El jefe del Ejecutivo urge a la banca a activar la línea de crédito a las pymes y reconoce que el Ejecutivo tiene la obligación de "liderar a los actores que cuentan mucho para salir de la crisis".

Comentarios 67

El presidente del Gobierno insiste en la solvencia de las entidades financieras españolas por ello les apremia a que activen la línea de crédito de 10.000 millones que se ha puesto en funcionamiento a través del ICO con el objetivo de que el flujo económico llegue cuanto antes a empresas y familias que se encuentran en este momento "en una situación muy difícil". Rodríguez Zapatero, quien insistió en que el Gobierno tiene "la máxima responsabilidad pero no la única", afirmó que en la reunión de ayer con los máximos responsables de la banca del país consiguió el compromiso de éstos conceder más créditos para reactivar la economía. Zapatero, que inauguró el nuevo edificio de la Comisaría General de Policía Científica en el complejo policial de Canillas, en Madrid, recordó a las entidades financieras que deben tener presente que "el Gobierno siempre estará detrás" de ellas, respaldándolas. 

El presidente del Gobierno ha asegurado que ha pedido a la banca un "mayor esfuerzo" para la concesión de créditos. "El Gobierno tiene la máxima responsabilidad, pero no la única", ha afirmado antes de reconocer que es el Ejecutivo quien tiene la obligación de "liderar a los actores que cuentan mucho para salir de la crisis". Así, el presidente ha señalado que se deben "fortalecer y hacer más viables" los 10.000 millones de euros que se han puesto en funcionamiento a través del ICO.

El jefe del Ejecutivo dijo comprender que todas las medidas necesitan "cierto tiempo" para surtir efecto, pero recalcó la necesidad urgente de dar una respuesta a la sociedad. En este sentido, solicitó a las pequeñas y medianas empresas que pidan las lineas del ICO a los bancos, y a éstos, que pongan "la máxima diligencia e interés".

En este punto, el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Aurelio Martínez, admitió que va a ser necesario cambiar las condiciones de las líneas de crédito de este organismo para que los bancos se animen a darlas, porque si no en muchos casos sólo se concederán los préstamos a los "buenos clientes".

Martínez explicó que han sido las entidades financieras, y no el ICO, las que se han retrasado en la puesta en marcha de las distintas líneas aprobadas para hacer llegar el crédito a las empresas y a las familias y que, finalmente, estarán plenamente operativas a mediados de febrero, mes y medio después de su entrada en vigor.

Asimismo, Martínez ha confirmado que el ICO asumirá el 12% de la morosidad que se pueda producir en la Línea Moratoria de Hipotecaria, es decir hasta 720 millones de euros de los 6.000 con los que está dotada esta línea. En un principio esta cobertura estaba fijada en el 8% de los fallidos, pero los bancos consideraron que podía ser algo "baja".

El ICO pretende así apoyar las palabras del presidente del Gobierno, que ha reiterado su petición a los bancos para que realicen el "mayor esfuerzo posible" con el objetivo que el crédito llegue al mayor número de empresas y familias. "Analizamos los datos y creamos un compromiso", explicó el presidente quien insistió en que las medidas tienen que tener efecto inmediato sobre la financiación.

Por todo ello ha solicitado a las entidades financieras que hagan un esfuerzo en toda la amplia cadena de sucursales que tienen para que evalúen los proyectos empresariales "algunos de empresas con gran tradición", para que "fortalezcamos y hagamos más viable y útil" los miles de millones que el Gobierno a través de líneas ICO han puesto en manos de empresas y pymes.

"Ante la grave crisis económica el Gobierno tiene la máxima responsabilidad pero no la única", aseguró Rodríguez Zapatero, recordando a las administraciones públicas la gran cantidad de recursos que han puesto a su disposición para invertir y crear empleo.

Zapatero insistió en que la responsabilidad y obligación del Gobierno ante la crisis es "sumar esfuerzos desde la exigencia", si bien consideró necesario ser conscientes de la necesidad de que el sistema financiero siga siendo solvente y sólido. "El sistema financiero es fuerte. Aquí no se ha visto caer un sólo banco. Se ha recuperado la liquidez", insistió Zapatero, para quien los datos objetivos ponen de manifiesto que los bancos y cajas de ahorros en España "han aguantado bien". "Es bueno que tengamos entidades financieras sólidas y solventes", agregó.

Según explicó el presidente, los banqueros le trasladaron ayer la caída de la demanda de crédito registrada por la crisis económica, así como que la concesión de crédito ha cambiado a la luz de las mayores dificultades para obtener recursos en el mercado internacional. 

Asimismo, los primeros espadas de la banca española le indicaron al presidente que, dado que las expectativas económicas a corto plazo no son buenas, las entidades financieras adoptan una actitud más conservadora en la asunción de riesgos.

El jefe del Ejecutivo explicó incluso que uno de los presidentes de las entidades financieras asistentes a la reunión de ayer le reconoció que la tarea de los bancos es dar crédito porque ésta es su manera de obtener rentabilidad y beneficio. 

"Reconozco que hay circunstancias que son más abiertas y favorables y en otras que hay que actuar con gran precaución. Pero las entidades financieras tienen que saber que detrás del sistema financiero está el Gobierno, que hagan más esfuerzo, con prudencia, porque pueden", concluyó el presidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios