Zapatero se conjura contra el paro y no dejará a nadie tirado "en la cuneta"

  • El jefe del Ejecutivo ha recalcado que la crisis no va a servir para deteriorar las condiciones del trabajo y los derechos de los trabajadores

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha conjurado hoy contra el paro garantizando todos los esfuerzos en la lucha contra el desempleo, ha anunciado nuevas iniciativas contra esta lacra y ha asegurado que no dejará a ninguna familia "tirada en la cuneta"

Zapatero se ha expresado así en su intervención en el acto organizado por el PSOE en Madrid con más de mil alcaldes del partido para valorar el Fondo de Inversión Municipal aprobado por el Gobierno y que, con un importe de 8.000 millones de euros, va a beneficiar a todos los ayuntamientos.

El discurso del jefe del Ejecutivo ha girado en torno a los beneficios de este fondo y a la lucha de su Gobierno frente al paro, y sus únicas referencias al Partido Popular han sido para criticar que no votase en el Congreso a favor de este plan.

En ningún momento se ha referido a las cuestiones que están afectando directa o indirectamente al Partido Popular, como la supuesta red de espionaje en Madrid o la trama de corrupción que está siendo investigada por el juez Baltasar Garzón.

"El Gobierno de España, de todos los españoles, es hoy, ante todo, el Gobierno de las personas que pierden su empleo, de las familias con más dificultades", ha enfatizado antes de garantizar que va a poner todos los medios y todos los recursos para luchar contra el paro y para proteger a los afectados por el desempleo.

De ahí que expusiera un compromiso: "os puedo asegurar que el Gobierno no dejará a ninguna familia tirada en la cuneta, seguirá aumentando la protección social y favoreciendo las oportunidades ante el desempleo".

En esa línea, ha asegurado que el Ejecutivo continuará el trabajo "codo con codo" con empresarios y sindicatos para favorecer el empleo, adoptará nuevas iniciativas con ese objetivo y dará protección social a las familias con más necesidades.

El jefe del Ejecutivo ha recalcado que la crisis no puede servir y no va a servir, "como a algunos les gustaría" -ha precisado-, para deteriorar las condiciones del trabajo y los derechos de los trabajadores, ni tampoco para facilitar el despido.

Por eso, ha instado a contar con los sindicatos para garantizar el trabajo digno, de la misma forma que ha dicho que el Gobierno va a contar con ellos y con los empresarios en la lucha contra el paro porque no la puede acometer a solas.

Tras explicar que un veinte por ciento de la población puede verse afectada por el desempleo, ya que pueden sufrirlo directamente o padecerlo algunos familiares, ha explicado que, precisamente por ello, este problema es el principal al que hay que hacer frente.

Ha recalcado que esta crisis no la han generado los trabajadores, sino quienes "no tienen escrúpulos y los que piensan en la avaricia", pero ha subrayado que sí van a ser los ciudadanos los que harán que se salga de ella.

Y en esa dirección, ha dicho que el PSOE va a contribuir con su trabajo, solidaridad ("santo y seña del puño y la rosa", ha subrayado) y los principios éticos.

Zapatero ha considerado que el Fondo de Inversión Municipal va a marcar un antes y un después en el municipalismo y se ha referido a la importancia de las obras que se van a acometer en los 31.000 proyectos presentados.

En concreto, ha destacado la mejora en la calidad de vida que va a suponer la construcción de centros infantiles, escuelas, instalaciones deportivas (800 proyectos) y la supresión de numerosas barreras arquitectónicas.

En ese momento, ha expresado su sorpresa por el hecho de que desde la derecha haya habido críticas por las inversiones destinadas a cementerios y ha confiado en que los dirigentes del PP, pese a votar en contra del fondo, cambien de actitud y se sumen al esfuerzo colectivo.

Al acto, en el que ha habido una protesta de los informadores gráficos por las dificultades que han tenido para desarrollar su trabajo, ha asistido la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, a la que Zapatero ha elogiado por su labor en general y, en concreto, por el trabajo en relación con el Fondo Municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios