SENTENCIA A LA MANADA Nueve años de cárcel para Prenda, Boza, Escudero y Cabezuelo

La aseguradora Chartis multiplica por cuatro su presencia en Andalucía

  • La antigua AIG, especializada en grandes clientes, ha pasado de tener en cartera a 230 empresas en la región en 2007 a atender a fecha de hoy a 845, casi cuatro veces más

Ha sido de las firmas más afectadas por el látigo de la crisis. AIG, empresa de seguros líder en el mundo, fue intervenida el 17 de septiembre por la Reserva Federal, que inyectó 60.000 millones de euros para salvarla de una quiebra segura. "El origen de todo esto fue la inversión en productos financieros al margen de la licencia de seguros", dice el director general de la compañía en España, Álvaro Mengotti, que recalca que precisamente en el sector seguros AIG era solvente, y lo es aún. De hecho, el beneficio en Europa, donde no se dieron esas operaciones financieras, fue de 229 millones en 2008.

Tras la intervención de la FED, el negocio de seguros se agrupó bajo una misma marca, Chartis, que en griego significa mapa. En España, Chartis se encuentra en plena expansión, con primas que alcanzan un valor de 180 millones de euros. Desde 2006 ha abierto una oficina por año, y está ya en Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Valencia.

Chartis se ocupa de todos los seguros excepto los de vida, aunque son líderes en segmentos como la responsabilidad social de directivos y miembros de consejos de administración. "Un alto porcentaje de las empresas del Íbex son clientes nuestros; cuanto más compleja es la empresa más posibilidades hay de que esté con nosotros, porque nuestra oferta suele ser la más completa", afirma Mengotti.

Pese a la debacle de AIG en EEUU, Chartis ha logrado retener al 95% de los clientes en España, después de haber "aprendido a comunicar". "Hemos celebrado reuniones con nuestros clientes y mantenido una relación regular por carta con 2.000 personas".

No sólo se ocupa Chartis de los seguros para directivos. También desarrolla una intensa actividad en el sector de la energía y el medio ambiente, y está además incorporando nuevos productos, como una póliza sobre protección de datos y otra destinada a proteger los grandes patrimonios. También está buscando clientes en el mercado mediano, como por ejemplo en el sector del comercio minorista. "La filosofía es implantar un modelo de crecimiento más horizontal".

De ahí, entre otras cosas, la apertura en 2007 de una oficina en Sevilla, base desde donde se ha expandido la compañía en la región. A pesar de la crisis, Chartis ha doblado prácticamente el número de corredores de seguros que trabajan con la empresa. Así, si en 2007 eran 68 ahora son 110. La mayoría de ellos procede de Sevilla (30) y Málaga(26), aunque ya se observa una presencia bastante apreciable en provincias como Granada (12), Córdoba (11) y Cádiz (10).

El desarrollo de la red de corredurías también ha propiciado, como es lógico, que cada vez sean más las empresas que confíen en Chartis. En 2007 eran 230 en la región y a fecha de hoy son 845. Chartis ha multiplicado prácticamente por cuatro el número de clientes finales en este apartado. ¿Sectores de actividad? Es algo que va en consonancia con la propia naturaleza de la economía andaluza: empresas agroalimentarias, de energías renovables, de turismo, etcétera "No hay especiales diferencias entre el cliente andaluz y el del resto de España -dice Miguel Ángel Parra, director de la sucursal andaluza-, al fin y al cabo todos quieren lo mismo. Eso sí, aquí se valora más la cercanía". Y ese concepto, el de la cercanía, forma parte ya de la filosofía de Chartis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios