Los autónomos denuncian una total desprotección pese a dos años de estatuto

  • El colectivo lamenta que la norma no haya evitado la desaparición de 300.000 trabajadores · Dice que no se han dado pasos en la mejora de la financiación o la prestación por cese de actividad para los que están en paro

Comentarios 23

Los trabajadores autónomos son, sin duda, uno de los colectivos que más está sufriendo los efectos de la crisis. Una realidad que se ha visto aún más agravada por la escasa respuesta que están obteniendo con la puesta en marcha del Estatuto del Trabajo Autónomo. Y es que la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) lamenta que el documento "no haya logrado cubrir las expectativas sembradas entre el colectivo" dos años después de su entrada en vigor.

"El Estatuto debería de haber sido una herramienta fundamental para articular medidas de mejora de la financiación para los autónomos con el fin de hacer frente a esta coyuntura económica", afirmó el presidente de la Federación, Lorenzo Amor.

Sin embargo, como consecuencia de la crisis, ATA denuncia que 300.000 autónomos "se han quedado en el camino, en la mas absoluta desprotección y totalmente desamparados", al no haberse desarrollado gran parte de esta norma, especialmente en lo que se refiere a una prestación por cese de actividad para los autónomos que se encuentren en paro, la representatividad de las organizaciones de autónomos y la creación del Consejo del Trabajo Autónomo.

"Ni las centrales sindicales, ni Francia, ni Alemania, ni Obama, ni la presidencia española de la Unión Europea (UE) nos van a sacar de la crisis. Sólo los empresarios generan empleo y riqueza. Por eso, es necesario inyectar liquidez a los autónomos para salir de la crisis", argumenta Amor en relación a la posibilidad de aplicar una política fiscal de protección social y de seguridad social a los autónomos que la propia Ley establece en su Título V. En su opinión, si ésta se hubiera aplicado, se "hubiera amortiguado la sangría de 500 autónomos" que dejan de trabajar cada día en España.

Hoy se cumple, precisamente, el segundo aniversario de la entrada en vigor del Estatuto del Trabajo Autónomo, que supuso un nuevo marco jurídico en el ámbito de las relaciones profesionales de los trabajadores por cuenta propia, pero que no ha logrado cubrir las expectativas sembradas entre el colectivo. El Estatuto entró en vigor el 12 de octubre de 2007, después de haber sido aprobado por unanimidad en el Congreso y el Sanado, tras casi tres años de negociaciones para su diseño.

La norma obligaba a desarrollar a través de decretos o leyes aspectos como las relaciones contractuales del autónomo económicamente dependiente (aquél que obtiene más del 75% de sus ingresos de un mismo cliente), la prestación por cese de actividad o la creación del Consejo del Trabajo Autónomo, órgano de interlocución que tampoco se ha desarrollado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios