Las autoridades islandesas nacionalizan el primer banco del país

  • Islandia dictó a principios de semana un decreto por el que se atribuye la capacidad de nacionalizar los institutos bancarios privados para evitar el colapso financiero del país

La Autoridad Supervisora Financiera Islandesa (FME) anunció hoy la nacionalización del primer instituto crediticio del país, el banco Kaupthing, un día después de asumir el control total sobre el tercero, el Glitnir, y dos de hacer lo mismo con el segundo, el Landsbanki.

El gobierno de Reikiavik dictó a principios de semana un decreto urgente por el que se atribuye la capacidad de nacionalizar los bancos privados para evitar el colapso financiero del país y la práctica quiebra de Islandia.

El FME aseguró en un comunicado que los depósitos nacionales en el Kaupthing estaban garantizados, gracias al decreto gubernamental aprobado el pasado lunes. "La nacionalización es un primer paso necesario para alcanzar los objetivos marcados por el Gobierno y el Parlamento islandeses y asegurar un buen funcionamiento del sector bancario nacional y los depósitos nacionales", señaló el FME.

Los negocios nacionales, los centros de llamadas, los cajeros y las operaciones por Internet del primer banco islandés seguirán estando abiertas a operaciones comerciales. La medida fue tomada por iniciativa propia del Kaupthing, cuya directiva ha dimitido en bloque, según un comunicado de este banco.

El presidente de su junta directiva, Sigurdur Einarsson, afirmó que la situación financiera del banco era "buena" hasta hace dos semanas, pero que los problemas de su filial británica habían llevado a la situación actual.

El Kaupthing había recibido en los últimos días dos créditos de 500 millones de euros de los bancos nacionales de Suecia y de Islandia. Las autoridades islandesas negocian con el Gobierno ruso estos días en Moscú la concesión de un crédito por 4.000 millones de euros para tratar de estabilizar la situación financiera más grave de la historia moderna del país.

El primer ministro británico, Gordon Brown, anunció ayer que tomará "medidas legales contra las autoridades islandesas para recuperar el dinero perdido" por los británicos que depositaron sus ahorros en filiales de bancos islandeses en el Reino Unido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios