Los bancos recortan un 30% el crédito a las empresas y dan aire a las familias

  • Los préstamos a los hogares comienzan a crecer gracias al repunte de la vivienda · El grifo sigue cerrado para las sociedades no financieras, que han pasado de 83.800 millones concedidos a 58.430 en sólo un año

Los créditos nuevos concedidos en junio por los bancos y las cajas de ahorros a las familias españolas aumentaron el 16% respecto al mes anterior, mientras que los otorgados a las empresas se redujeron un 10% en el mismo periodo, aunque en términos interanuales el recorte es del 30%, según los datos publicados ayer por el Banco de España.

El regulador español advierte que hasta mayo de este año los datos de créditos para adquisición de vivienda a las familias incluyen solamente descubiertos en cuenta, y los créditos al consumo los préstamos concedidos a través de tarjetas de crédito. Por lo que respecta a los créditos cuyo destinatario son las empresas, el Banco de España indica que hasta mayo de 2010 los datos de descubiertos incluyen únicamente los descubiertos en cuenta.

Los datos revisados del Banco de España correspondientes a junio muestran que ese mes bancos y cajas concedieron 14.434 millones de euros a las familias, el 3% menos que un año antes. Más llamativo es el recorte interanual de los créditos concedidos a las empresas, que si en junio de este año alcanzaban 58.430 millones, hace un año superaban 83.800.

Por lo que respecta a los fines para los que se solicitan los préstamos, las familias destinaron la mayor parte -9.504 millones de 14.434- para la adquisición de vivienda, apenas una quinta parte -3.019 millones- para otros fines y otros 1.911 millones en créditos al consumo. En vivienda, además, el crecimiento del importe prestado es del 29,5% respecto hace un año (7.336 millones) y supone la cifra mensual más alta desde abril de 2008 (9.845 millones). El aumento de la demanda para adquirir una vivienda en el segundo trimestre, constatada por el propio Banco de España en su último Boletín Económico, ha llevado a las entidades financieras a cerrar en junio un mayor número de operaciones, motivadas, en parte, por el repunte del IVA hasta el 8% en las viviendas nuevas a partir de julio.

Los bajos niveles en los que se mantiene el Euríbor también han supuesto un aliciente para las familias a la hora de solicitar préstamos, aunque las entidades han elevado los diferenciales para paliar los menores ingresos obtenidos por la caída de los tipos. En junio, el tipo de interés era del 2,39%, sensiblemente inferior al 3,16% que aplicaban en junio de 2009. Las cajas aplicaban un mayor tipo, con un 2,54%, frente al 2,19% de los bancos.

La buena evolución del crédito para vivienda contrasta con el desplome de los préstamos al consumo, que en junio bajaron un 35% en relación a 2009, con un total de 1.911 millones. El tipo de interés aplicado por las entidades financieras también descendió, hasta situarse en el 7,48%, frente al 10,15% de hace un año. Los bancos aplicaron un 8,73% , frente al 7,26% de las cajas.

Las cajas se mantienen como las preferidas por las familias para la obtención de créditos para vivienda, con 4.625 millones, frente a 4.010 millones de los bancos, que sin embargo adelantan a las cajas en créditos al consumo, 858 millones para bancos frente a 386 para cajas. Las empresas, por el contrario, se inclinan mayoritariamente por los bancos a la hora de solicitar préstamos, en una proporción de uno a tres.

9.504

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios