El sector de la caballa y la melva andaluzas cierra 2014 con 22 millones de facturación

Las empresas amparadas por las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Caballa y Melva de Andalucía han cerrado 2014 con una facturación superior a los 22 millones de euros debido al mantenimiento de la producción y los precios en la presente campaña.

El secretario general del Consejo Regulador de las IGP, Manuel Becerra, subraya que se trata de cifras similares a la del pasado año, si bien ha caído un poco la facturación de la melva que supone un 30% del total, descenso que se ha compensado con un incremento en las ventas de la caballa.

El sector produjo alrededor de 1.500 toneladas de conserva de caballa y 500 de melva. Estos datos ponen de manifiesto, según Becerra, que "ha habido un mantenimiento", después del "ligero ascenso" experimentado en 2013, año precedido por varios de bajadas que comenzaron en 2008.

De cara a 2015 se observa una mejoría a pesar de que el sector apunta a un handicap: el pasado verano hubo poca melva. "Hasta noviembre hemos ido tirando con las que había en reserva pero vamos a tener dificultades para abastecer al mercado", indica Becerra.

Aunque las previsiones no son halagüeñas, desde el Consejo se espera con impaciencia la llegada de agosto para ver "si este año nos quiere visitar la especie y esas previsiones positivas para este año son aún mayores".

El Consejo Regulador (CR) de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Caballa y Melva de Andalucía fue creado en abril de 2009 y actualmente aglutina a cuatro empresas y más de una decena de marcas en las localidades de Ayamonte e Isla Cristina (Huelva) y en Tarifa (Cádiz).

Da empleo a alrededor de 1.000-1.200 personas durante la campaña de ambas especies (mayo-noviembre), de las que más del 90% son mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios