Las cajas ganan un 23% menos en un "difícil" 2010

  • El beneficio del sector cae por tercer año consecutivo, hasta los 3.404 millones de euros

Comentarios 3

Las cajas de ahorros redujeron su beneficio un 23% en 2010, pero ganaron 3.403 millones, la misma cantidad que a principios de la década, a pesar de que los ingresos cayeron y han estado inmersas en una reestructuración que ahora creen que se trasladará a otros sectores económicos.

El año pasado, por tercer ejercicio consecutivo, las cajas vieron caer sus resultados, con lo que retrocedieron en términos absolutos a lo ganado en 2000, cuando lograron más de 3.300 millones animadas por una coyuntura económica mucho más favorable.

Las cajas argumentaron ayer que la caída del beneficio en el "difícil" 2010 fue consecuencia de un ciclo económico "recesivo" que ha provocado "un descenso de los márgenes de negocio", además de por una política de tipos bajos y una "guerra de depósitos" que ha aumentado el coste de la captación de pasivo.

En concreto, en 2010, las cajas registraron un "leve" retroceso tanto en la captación de depósitos como en la concesión de créditos, pero pese a ello, mantuvieron una cuota de depósitos superior al 50 %.

Así lo explicó el director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), José María Méndez. El presidente de la organización, Isidro Fainé, destacó la labor que ha asumido el Banco de España en el proceso de reestructuración financiera y aseguró que "aunque las críticas nadie las puede evitar", el supervisor ha hecho "muy buen trabajo".

Sobre las nuevas exigencias de capital que demanda el Ejecutivo, Fainé indicó que se ha optado por "romper moldes", ya que se ha pedido a las entidades 3,5 veces más de recursos propios de los que se tenían. Esto justifica que las cajas estén analizando opciones para captar capital, como la venta de participaciones industriales, que según dijo, "debería preocuparnos a todos" ya que se podrían perder centros de decisión que ahora están en España. "Vender es muy fácil", señaló Fainé, quien no obstante añadió que la apuesta de las cajas sigue siendo invertir a largo plazo, y abogó por ser realistas, ya que estas entidades no pueden hacer "piruetas en el aire".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios