tecnología

El coche autónomo que nos espera

  • Los vehículos autónomos abren infinitas posibilidades para los ciudadanos y las empresas, pero no funcionarán hasta que no haya 5G para que se pueda conectar todo el entorno

El coche conectado con el que está investigando el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia que se ha expuesto en el Polo Digital en Málaga. El coche conectado con el que está investigando el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia que se ha expuesto en el Polo Digital en Málaga.

El coche conectado con el que está investigando el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia que se ha expuesto en el Polo Digital en Málaga. / javier albiñana

Comentarios 1

Todo el mundo habla de los vehículos conectados autónomos, es decir, aquellos que circularán solos sin necesidad de conductor y que permitirán a los ciudadanos desplazarse reduciendo, se entiende que de forma total, los accidentes de tráfico, entre otras funciones. Grandes multinacionales como Tesla o Uber llevan años investigando, haciendo pruebas e incluso en las últimas semanas se ha conocido la existencia de varios accidentes mortales en Estados Unidos. En España también se han hecho trayectos con vehículos conectados. ¿En qué momento se encuentra realmente esta tecnología? ¿Cuándo se podrán ver los primeros coches completamente autónomos en las calles? Varios expertos nacionales respondieron ayer a estas preguntas en la segunda jornada del 5G Forum, organizado por Medina Media en Málaga, y la conclusión es que aún quedan unos años por delante.

Para que haya vehículos totalmente autónomos, lo que los expertos llaman nivel 5, es imprescindible utilizar la tecnología 5G, algo que no se espera que se empiece a comercializar hasta 2020. Ahora se está en el nivel 2, es decir, el del vehículo que tienen algunos sensores y hacen algunas maniobras -como la de aparcamiento- pero que deben ser conducidos por una persona. El nivel 3 -que podría alcanzarse en 2020- son coches que circulan solos pero con el conductor pendiente para reaccionar en caso de emergencia; el nivel 4 implica una amplia autonomía del vehículo salvo en casos de carreteras en mal estado o escasa visibilidad; y el 5 es autonomía plena. "El gran paso es que todos los coches estén conectados y el 5G es lo que permitirá la conexión de todo el entorno", señaló Anna Martínez, responsable de Conectividad y Servicios on line de Seat. Esta experta subrayó que, pese a los accidentes en EEUU, "ésta es la dirección y el futuro que nos espera" y precisó que Seat está colaborando con Telefónica este año en proyectos piloto sobre detección de peatones en Talavera de la Reina y Segovia.

Martínez expuso de una manera gráfica cómo será ese coche conectado y autónomo. Será un vehículo que "se podrá personalizar hasta el punto de que llamará por su nombre al usuario, le pondrá el nivel de luz que quiera y su radio favorita". El software se podrá actualizar de forma continua, como se hace en los teléfonos móviles, y con el móvil se podrá abrir, cerrar y arrancar el coche, como están investigando la empresa malagueña Premo y el fabricante BQ como publicó este diario el pasado miércoles. Incluso, señaló la directiva de Seat, "se podrá traspasar una llave digital a través del móvil". El vehículo informará al usuario sobre cuáles son las tiendas o restaurantes que más le gustan, podrá hacer reservas y pagar directamente, así como en los aparcamientos, que abrirán sus barreras al pasar el vehículo porque ya ha sido abonado. "Los fabricantes de coches llevamos 130 años enfocando nuestra estrategia hacia las características del vehículo y ahora hay que enfocarse en el cliente", añadió.

Diego Bernárdez es el jefe del departamento de Conectividad del Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) y ha viajado desde Vigo hasta Málaga en un coche conectado que enseñó a los participantes al foro. Explicó que llevan investigando desde 2008 y que han creado en Galicia un corredor de 130 kilómetros de vías urbanas e interurbanas con distintos elementos de comunicación para hacer pruebas. Puso un ejemplo claro de lo que se puede hacer a día de hoy con la tecnología actual. En un vídeo se mostraba la dificultad de un vehículo sin conexión de la Policía Local de Vigo para pasar ante la masiva presencia de coches parados en un semáforo en rojo. En otro vídeo, ese mismo vehículo policial estaba conectado al semáforo de forma que, en una emergencia, el semáforo se pone en verde a 400 metros de distancia de la unidad policial para que no se forme atasco y no se pierda tiempo.

Aitor Fernández, presidente de la Asociación Española de Vehículos Autónomos Conectados, destacó por su parte que estos vehículos "permitirán reducir hasta un 43% el consumo de energía, bajarán el número de accidentes y de víctimas, se recuperarán horas en los desplazamientos, nos despediremos de las multas y se dará más posibilidades a personas con discapacidad". Fernández remarcó que el vehículo autónomo "es el mayor agregador de tecnología de la historia" y destacó la obligatoriedad de tener "infraestructuras inteligentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios