El conflicto de El Prat se puede extender también a los aeropuertos valencianos

  • El personal de Prosegur de Manises y Alicante estudia ir a la huelga, lo que se sumaría a los paros anunciados en Galicia

Accesos de seguridad del aeropuerto de El Prat ayer. Accesos de seguridad del aeropuerto de El Prat ayer.

Accesos de seguridad del aeropuerto de El Prat ayer. / toni albir / efe

El personal de Prosegur estudia ir a la huelga en los aeropuertos de Valencia y Alicante si el Gobierno no aprueba "un modelo único de contratación" del servicio de seguridad que garantice que "se respeta el convenio colectivo estatal", para que las empresas adjudicatarias no puedan recortar salarios y derechos de los trabajadores. Al respecto, el responsable del sector de seguridad y limpieza de FeSMC-UGT-PV, Saturnino Martínez, explicó que en el aeropuerto valenciano de Manises ya hay un acuerdo de movilización sindical si este miércoles el consejo de ministros aprueba el nombramiento de un mediador para resolver el conflicto en el aeropuerto de El Prat. La próxima semana se reunirá el personal del alicantino de El Altet.

Este anuncio se suma a la movilización ya anunciada de los trabajadores de Eulen en los aeropuertos gallegos de Santiago y La Coruña a partir del domingo que viene y a otras posibles acciones como las que pueden tomar los trabajadores de esta compañía en Barajas, que se reúnen hoy para debatir acciones de solidaridad con sus compañeros de El Prat. Mientras, sindicatos como USO anunciaba movilizaciones del sector de la seguridad privada en general a partir del próximo 7 de septiembre.

La actividad en el aeropuerto de El Prat se desarrolló ayer con total normalidad en la segunda jornada de huelga indefinida de los trabajadores de Eulen, con colas normales para un día de pleno agosto, a la espera de la decisión sobre el laudo obligatorio que tome hoy el Consejo de Ministros.

Fuentes del aeropuerto explicaron que la situación en El Prat es de normalidad y que la mayor afluencia de pasajeros se produjo de madrugada; el tiempo de espera no sobrepasó el habitual, que puede llegar a los 20 minutos, aunque en ocasiones la demora fue napreciable.

Los agentes de la Guardia Civil participaron por segundo día consecutivo en las tareas de revisión de equipajes y control del arco de metales, compartiendo con los trabajadores de Eulen labores ejecutivas y no solo de vigilancia. El Consejo de Ministros se reunirá hoy por la tarde de manera extraordinaria para abordar el conflicto de El Prat, cuya solución pasa ahora por un arbitraje mediante un laudo obligatorio, que impondría las condiciones laborales tanto a la empresa como a los trabajadores de Eulen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios