Crisis en grecia

El 'corralito' se mantendrá en Grecia hasta el jueves

  • La limitación de retirada de dinero en efectivo de los cajeros seguirá en 60 euros. El BCE no alterará el nivel actual de liquidez a los bancos helenos.

Comentarios 9

El corralito se mantendrá en Grecia al menos hasta el próximo jueves, según la decisión adoptada por el viceministro de Finanzas Dimitris Mardas que han filtrado varios medios. El Gobierno heleno se ha reunido con los directores de los bancos griegos para acordar las restricciones bancarias que sustituyen al decreto que ha estado en vigor durante los últimos ocho días.

Continúa el cierre de bancos y la limitación de retirada de dinero en efectivo a través de los cajeros automáticos se mantiene en 60 euros diarios. La situación se examinará de nuevo el miércoles para decidir los próximos pasos a adoptar. Además de las limitaciones a la retirada de efectivo, el control de capitales durante esta semana prohibía todas las transacciones de dinero al extranjero con excepción de los pagos para las importaciones de productos de primera necesidad. Asimismo no tienen límites las transacciones electrónicas en el interior del país, así como la retirada en cajeros con tarjetas del extranjero.

En una llamada telefónica, el ministro de Sanidad, Panayotis Kurublís, pidió al vicegobernador del Banco de Grecia, Theodoros Mitrakos, acelerar los trámites para agilizar el comercio de materias primas y productos farmacéuticos. Previamente la asociación de farmacéuticos de Grecia había solicitado al ministro hacer un plan de contingencia para asegurar las reservas de medicamentos.

El Banco Central Europeo (BCE) informó de que su consejo de gobierno decidió mantener sin cambios la cantidad de liquidez máxima (89.000 millones de euros) que los bancos griegos pueden pedir al Banco de Grecia y que va a aplicar recortes de valor a los activos que presenten como garantía.

El consejo de gobierno discutió una propuesta presentada por por el Banco de Grecia para un aumento del nivel de liquidez, pero al final decidió mantener sin cambios el nivel máximo de provisión urgente a las entidades helenas. El Banco de Grecia solicitó un aumento de este máximo de 3.000 millones de euros, según algunos medios de comunicación, si bien el BCE no dio cifras concretas.

La provisión urgente de liquidez solo se puede proporcionar a los bancos a cambio de suficientes garantías, añadió la entidad monetaria europea. "La situación financiera de la República Helénica tiene un impacto en los bancos griegos ya que las garantías que utilizan en las operaciones de provisión urgente de liquidez dependen en gran medida de activos vinculados al gobierno", señaló el BCE.

Por esa razón, el consejo de gobierno decidió ajustar los recortes de valor que aplica a los activos de garantía que el Banco de Grecia acepta para proporcionar liquidez de emergencia, lo que supone que les va a dar menos dinero a los bancos griegos por cada activo que presenten. Asimismo el BCE hizo hincapié en que observa de cerca la situación en los mercados financieros y las implicaciones potenciales para la política monetaria y para el equilibrio de riesgos para la estabilidad de precios. "El consejo de gobierno está determinado a usar todos los instrumentos disponibles dentro de su mandato", añadió. Los mercados financieros reaccionaron con calma al resultado del referéndum y el euro se cambió hoy por encima de 1,10 dólares y, aunque cayó de forma más notablemente en la negociación asiática del mercado de divisas, lo hizo menos que el 29 de junio tras conocerse la celebración del referéndum.

El BCE ha comprado hasta el 3 de julio deuda pública de la zona del euro por valor de 204.666 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios