La corrección al alza del déficit público portugués dispara el coste de sus bonos

  • El interés de la deuda a cinco años supera ya el 9,5%, pero el país se resiste al rescate

La revelación del verdadero déficit portugués de 2010, del 8,6% y no el 7,3% conocido hasta ahora, disparó ayer de nuevo los intereses de la deuda lusa, que están ya por encima del 9,5% en los bonos a cinco años.

Los títulos de referencia a diez años, que habían aguantado la tendencia al alza registrada en el corto plazo, subieron tres décimas, hasta el 8,33%, tras anunciar el ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, los ajustes contables que suponen un incumplimiento de las metas comprometidas en 2010 con la UE. Incluso la penalización de los bonos a 30 años en el mercado secundario sobrepasó la barrera psicológica del 7 %, mientras que los títulos a tres y seis años subían por encima del listón del 9% y los de dos años superaban el 8,6%.

Teixeira dos Santos anunció el ajuste del déficit fiscal en 2009 y 2010 sobre todo por las pérdidas -que superan los 3.000 millones- de grandes empresas públicas de transporte y de un banco nacionalizado, que no se habían incorporado aún a las cuentas del Estado. Con esas partidas, que ya eran conocidas por las autoridades europeas y estaban pendientes de clarificación contable, además de la subida del déficit fiscal de 2010 en 1,4 puntos porcentuales, el relativo al ejercicio de 2009 se ajusta ahora al 10 % y no al 9,4 %.

Teixeira dos Santos aseguró que la actualización de las cifras del déficit luso, por imperativos "metodológicos" del organismo europeo Eurostat, no afecta a 2011 y que el Gobierno, que dimitió la semana pasada, mantiene los objetivos presupuestarios exigidos por Bruselas.

El ministro expresó su confianza en que Portugal pueda superar los problemas financieros sin recurrir a un rescate, como pronostican muchos expertos desde la dimisión del primer ministro luso, el socialista José Sócrates, el pasado día 23, por el rechazo en el Parlamento de su último plan de austeridad. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aclaró ayer que Portugal no ha solicitado un paquete de ayuda financiera al organismo e instó al país a continuar con la consolidación fiscal y medidas para la estabilidad del sistema financiero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios