Los cruceros viran hacia el Sur

  • Casi 700.000 turistas llegan a Andalucía por mar · Es el turismo que más crece: un 22,4% en 2008 en la región y un 10,5% en 2009 · El gasto directo del crucerista es de 53 millones: en Málaga 34 y en Cádiz 15

El 10 de octubre el Puerto de Málaga vivió una jornada histórica: estrenó un nuevo atraque para barcos y mejoró así aún más su estación marítima, preparada específicamente para cruceros. Esto significa que el turista no topa con la estética del tráfico de mercancías, que tiene a su disposición un centro de visitantes, pasarelas para tomar tierra, controles de seguridad y un sistema para facilitar el tráfico de maletas.

Es la infraestructura mínima de un puerto base, aquel en el que embarcan y desembarcan los turistas que realizan un itinerario. Ser puerto base significa multiplicar los ingresos: la ciudad es visitada dos veces y hay pernoctaciones. Málaga ya tiene la distinción, gracias al barco Navigator of the Seas, de la naviera Royal Caribbean, que arribó el 10 de octubre en el puerto y realizará escalas hasta el 5 de noviembre. 18.000 cruceristas embarcarán y desembarcarán desde la ciudad. En verano del año que viene, serán 73.000 pasajeros los que usen Málaga como puerto base a bordo del Adventures of the Seas, también de Royal Caribbean.

La capital malagueña lidera las visitas de cruceristas a Andalucía. El año pasado llegaron a la región 659.612 (ver infografía), un 22,4% más que el año anterior y un 62,8% más que en 2005. A pesar de la crisis, 2009 también será un buen año, ya que hasta agosto había desembarcado un 10,5% más. En términos económicos, esto se traduce en que el gasto directo en Andalucía del turismo de cruceros, sin contar con la tripulación, fue en 2008 de 53 millones euros, según la estimación de la Comisión Europea facilitada por Suncruise, la asociación de puertos y cámaras de comercio dedicada a promocionar el turismo de cruceros. Un estudio del Puerto de Cádiz cifra en 73 euros el gasto del turista por día.

Málaga y Cádiz ocupan una posición de privilegio. La capital de la Costa del Sol acogió en 2008 a 352.993 personas. Este año llegará al medio millón y en 2012 se situará en el millón. El dinero que llegó a Málaga en gasto directo del visitante fue de casi 34 millones de euros. La bahía gaditana va algo por detrás. En 2008 hicieron escala o embarcaron en la ciudad 224.905 pasajeros. A diferencia de Málaga, que en 2009 está creciendo un 27,8%, Cádiz sólo sube, hasta el mes de agosto, un 2,63%. El año pasado el crucerista dejó en la ciudad 15 millones de euros.

La capital gaditana está bien posicionada, pero tiene asignaturas pendientes. La principal es crear un espacio para cruceros: los pasajeros hacen escala en un muelle que también es de mercancías. A pesar de ello, ha conseguido ser lo que el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Barra, denomina puerto base parcial. La naviera MSC lo ha elegido este año para que embarquen y desembarquen 60 de los pasajeros del MSC Orchestra. La operación, que se llama interporting, permite que los ocupantes de este barco procedan también de Barcelona y de Málaga. Iberocruceros hará lo mismo el año que viene, al recoger a 500 pasajeros en Vigo y otros 500 en Cádiz. "Nuestro objetivo es ser puerto base", dice, rotundo, Rafael Barra. O turn arround, es decir, de ida y vuelta de todo el pasaje.

Emiliano González, director general de MSC, dice que la compañía hará de Cádiz puerto base parcial y de escala al menos hasta 2011. Reconoce que es una apuesta de futuro. La Autoridad Portuaria prevé que las obras de la nueva terminal comiencen en el segundo semestre de 2010 y estén listas a principios de 2013, tras una inversión de 96 millones, el 57% de fondos europeos.

Desde el sector ha habido voces que han apuntado la incompatibilidad de Málaga y Cádiz, pero en ambas ciudades no se comparte la percepción. Sebastián Camps, de la asociación Málagaport, la agrupación de interés económico de la ciudad para promocionar este tipo de turismo, afirma que Cádiz estaría más dedicada a rutas atlánticas y Málaga a las mediterráneas. Rafael Barra añade algo más: "Los cruceros suelen viajar de noche y Málaga está justo a una de Cádiz. A nosotros nos beneficia que sean puerto base".

El resto de puertos andaluces mantiene, en general, una evolución positiva. A medio plazo, el que más posibilidades de crecimiento tiene es Sevilla, que, según Barra, es ideal también para completar ese eje Cádiz-Málaga, ya que está unas siete horas de navegación por el río Guadalquivir desde la Bahía.

La entrada en servicio a principios de 2010 de la nueva esclusa posibilitará que entren buques de 40 metros de manga, lo que se traduce en que el 90% de la flota mundial de cruceros podrá hacer escala en Sevilla. Eso significa triplicar el número de pasajeros por barco hasta 1.500 e incluso 2.000 personas. Los 18.089 turistas que arribaron en Sevilla en 2008 se multiplicarán como mínimo por tres en los próximos años.

Almería y Motril están en cifras similares a las de Sevilla, y Algeciras y Huelva sólo reciben cruceros de forma esporádica. "No son destinos muy conocidos -dice José Bermúdez, secretario general de Suncruise-, por lo que hay que trabajar para promocionarlos; la inversión en puertos viene después". Suncruise nació para promocionar la marca Andalucía como receptora de cruceros y es en eso en lo que se empeña Bermúdez. "Los puertos sólo son los parkings donde aparca el turista", enfatiza.

Motril ofrece la Alhambra; Almería tiene el Cabo de Gata; Huelva, Doñana; Algeciras, el parque de los Alcornocales. Andalucía participa como entidad única en la feria de cruceros más importante del mundo, la Seatrade Miami. Allí se constata que este turismo crece a un fuerte ritmo y que, además, el margen es grande: sólo el 1,5% de los europeos es turista de cruceros. El turismo que llega por mar se extiende además a las masas, con precios más bajos y paquetes turísticos completos que le dan una seguridad al viajero de que no habrá desviaciones en sus gastos.

La Consejería de Turismo firmó en agosto un convenio con Suncruise para promocionar Andalucía. Llega el tren del segmento turístico que más crece y conviene no perderlo. Y para ello hace falta difundir el destino y, como ha hecho Málaga con su terminal, invertir para que los puertos sean mejores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios