La jueza declara el concurso de acreedores de las bodegas del Grupo Garvey

  • Las sociedades que entran en concurso serán las de Nueva Rumasa Zoilo Ruiz-Mateos, Unión de Grandes Bodegas, Bodegas Valdivia de Cádiz, Bodegas Teresa Rivero y Complejo Bodeguero Bellavista, que suman un pasivo de 231 millones de euros.

Comentarios 2

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Cádiz ha declarado el concurso voluntario de acreedores de las sociedades de Nueva Rumasa Zoilo Ruiz-Mateos, Unión de Grandes Bodegas, Bodegas Valdivia de Cádiz, Bodegas Teresa Rivero y Complejo Bodeguero Bellavista, que suman un pasivo de 231 millones de euros.La magistrada, Nuria Orellana, ha desestimado la solicitud de Nueva Rumasa de declaración conjunta del concurso voluntario para estas cinco empresas y  ha acordado que se tramiten de forma separada.

Estos cinco procedimientos se suman a los concursos ya iniciados en otras cinco empresas propiedad de Nueva Rumasa: Grupo Dhul, Carcesa (Apis y Fruco), Queserías Menorquinas (Tranchettes), la empresa avícola Hibramer y Cacaolat. En las cuatro primeras, la familia Ruiz-Mateos ha sido apartada de la gestión.Asimismo, están pendientes de admisión a trámite los concursos de acreedores de Clesa, en Madrid; Chocolates Elgorriaga, en Ávila, y Helados Dhul, en Zaragoza.

Según los autos, contra las presentes resoluciones cabe interponer recurso de reposición en el plazo de cinco días ante este juzgado, que es el competente para declarar y tramitar los referidos concursos.

El auto precisa que, atendiendo al carácter voluntario del concurso, el deudor conservará las facultades de administración y disposición sobre los bienes, derechos y obligaciones de su patrimonio que hayan de integrarse en el concurso, quedando sometido el ejercicio de éstas a la intervención del administrador concursal mediante su autorización o conformidad.

La administración concursal de Zoilo Ruiz-Mateos, Unión de Grandes Bodegas, Bodegas Valdivia de Cádiz, Bodegas Teresa Rivero y Complejo Bodeguero Bellavista tendrá dos administradores concursales, en cada caso, propuestos por el Juzgado, teniendo éstos un plazo de cinco días para notificar si aceptan o no. Las distintas administraciones concursales se completarán con un administrador concursal acreedor, que será nombrado tan pronto conste la existencia de acreedores o titulares de créditos ordinarios o con privilegio general no garantizado.

Conforme a lo dispuesto en la Ley Concursal, debe contactarse con todos los acreedores de cada deudor para que en el plazo de un mes, a contar desde la publicación de la declaración de concurso en el BOE --donde se insertará "con la mayor urgencia"-- para que comuniquen a cada administración concursal la existencia de sus créditos. Por su parte, la administración concursal realizará "sin demora" una comunicación individualizada a cada uno de los acreedores.

En el caso de Zoilo Ruiz-Mateos, el juzgado dispone que manifieste, entre otras cuestiones, la titularidad de las marcas utilizadas para los vinos y brandies que produce y el título por el que las disfruta. Además, reclama una explicación más detallada de la causa de la dispensa de la obligación de consolidar cuentas con sus sociedades participadas, al ser dependiente de otra sociedad Alinda Finance, B.V., domiciliada en Holanda, y si únicamente tiene participación en Bodegas Teresa Rivero o también en otras mercantiles.

En cuanto al concurso voluntario de Unión de Grandes Bodegas, reclama que se amplíe la información relativa al origen de la cuenta corriente con las otras sociedades instantes, indique la fecha concreta de vencimiento de ciertos créditos y detalle las remuneraciones pendientes de pago y mensualidades adeudadas.

A Bodegas Valdivia de Cádiz se le pide que aclare cuestiones similares a las requeridas en el resto de concursos, igual que ocurre en el caso de Bodegas Teresa Rivero, con la particularidad en este caso que el procedimiento aplicable no será el ordinario, sino el abreviado. Esto supone que el plazo para contactar con los acreedores es de 15 días desde su publicación en el BOE, a diferencia del resto de concursos en los que el plazo establecido es de un mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios