El déficit de Andalucía en 2011 rondará el 3% del PIB, casi en la media nacional

  • Según la Fundación Fedea todas las comunidades autónomas incumplieron el objetivo del 1,3% fijado por el Gobierno · Seis regiones superaron a la andaluza en déficit excesivo, en tres de ellas ya gobernaba el PP

Comentarios 36

Ya hay un primer dato de déficit excesivo de las comunidades autónomas y no es oficial. Todas las regiones han incumplido el objetivo fijado por el Gobierno, con una media del 2,6% para el conjunto de estas 17 administraciones públicas. Eso significa exactamente el doble del 1,3% del PIB que es lo que se exigía. Andalucía se coloca muy cerca de la media, una décima por encima, con el 2,7, según la estimación del Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas, de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada. Esa estimación le parece realista a la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, que no tiene aún el dato oficial, aunque cree que puede rondar el 3%, según comentó a este diario.

El porcentaje nacional de 2,6% que ha publicado Fedea se aproxima a la cifra de 15.000 millones de euros de déficit excesivo de las regiones que anunció el Gobierno hace unas semanas. Es posible incluso que este dato estimado en contabilidad nacional sufra alguna subida cuando estén consolidadas todas las contabilidades públicas autonómicas. Al menos es lo que piensa Aguayo, que considera que la media de todas las regiones se situará en torno al 3%. Esta Fundación Fedea, de la que forma parte un conglomerado de empresas financieras e industriales españolas de primer nivel, es la primera que ofrece una cifra de déficit precisa del ejercicio pasado.

Se da la circunstancia curiosa de que también fue una fundación privada, Funcas [cajas de ahorros], la que dio el primer dato de que el déficit español estaría dos puntos por encima del objetivo del 6% fijado por la Unión Europea para España en 2011.

El conocimiento de este dato coincide con la insistencia del Partido Popular en descalificar la gestión del Gobierno andaluz en materia de déficit excesivo y deuda acumulada. Esta estrategia fue respondida ayer de manera enérgica por la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, que calificó de absoluta irresponsabilidad las declaraciones del presidente regional del PP, Javier Arenas, sobre el endeudamiento de la Junta. Aguayo advirtió que importantes operaciones financieras que pretende efectuar el Gobierno andaluz en próximos días pueden irse al traste por culpa de estas afirmaciones. "Es irresponsable, no todo vale para obtener el Gobierno. Basta ya de agredir, para tratar de hundir la credibilidad de una comunidad", declaró.

La consejera admitió que todas las administraciones tienen problemas de tesorería en los tiempos que corren y se acrecientan por la dificultad de acceder a los mercados de deuda: "Nos debe distintas partidas la Unión Europea, que sólo nos envía fondos mediante certificaciones de que ya hemos pagado, por adelantado. En el mismo caso está la Administración General del Estado. Y tenemos que acudir al endeudamiento". Aguayo pone un ejemplo: la Junta estaba dispuesta a emitir de inmediato en los mercados cerca de 2.000 millones de euros de deuda, para pagar a proveedores, pero esa operación se ha paralizado: "Se va a realizar cuando se pueda; ahora, al sembrar el PP la duda, es imposible, nos lo desaconsejan los bancos emisores. Lo mismo ocurre en operaciones público privadas de obras públicas, los inversores están ahí, pero los financiadores dudan".

La consejera ha desmentido la afirmación de Arenas de que la deuda acumulada de Andalucía es de 25.000 millones. Este es un dato que publica trimestralmente el Banco de España. Sumando la deuda de la comunidad autónoma y las empresas públicas era de 14.431 millones de euros al final del tercer trimestre de 2011. Aguayo puntualiza que ese dato es el 10% del PIB andaluz, mientras la media de las regiones está alrededor del 14%. Y destaca que Andalucía tiene una deuda de 1.600 euros por habitante, mientras Valencia está por encima de los 4.000.

Una de las bases utilizadas por Arenas para sumar 25.000 millones de deuda en vez de 14.500, son los planes de reequilibrio presentados ante el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Pero Aguayo puntualiza que se trata de deuda emitible y no necesariamente emitida. "Estamos sacando menos de lo previsto. Una cosa es la capacidad máxima de endeudamiento que se tiene y otra la realidad, que publica el Banco de España".

El enfado de la consejera con el presidente regional del Partido Popular es enorme. Por el tenor de sus palabras se deduce que la ofensiva dialéctica del PP ha provocado ya problemas de liquidez a la Junta. Aguayo lo define como la profecía autocumplida. "Arenas pretende poner en dificultades las finanzas públicas andaluzas, para hacer realidad lo que dice que ha pasado. Está confundiendo deliberadamente los mayores o menores retrasos en los pagos con una insolvencia".

Pero incluso este aspecto es rechazado por la consejera. Ha reiterado que Andalucía tiene muchos menos retrasos que otras comunidades autónomas; porque está pagando al día el 56% del presupuesto. Esas partidas están compuestas por las nóminas de los trabajadores, los impuestos, los pagos a las farmacias, conciertos, universidades, becas, vencimientos de deuda, corporaciones locales y el Fondo de Garantía Agraria de la Unión Europea. Aunque admitió retrasos en el resto de los pagos. Lo atribuyó a que el mercado de deuda está cerrado. Y culpa de eso al PP. Sostiene que Andalucía está pagando lo que otras autonomías dejaron de pagar hace mucho tiempo.

El déficit de 2011 y la deuda acumulada se han convertido en la primera batalla de la campaña electoral. Aunque la lógica y los mercados dicen que dos meses así no hay finanzas que lo soporten.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios