Un dispositivo policial intentará evitar que los camiones colapsen Madrid

  • Miembros de la Plataforma para la Defensa del Transporte inician una marcha hacia la capital para concentrarse "el tiempo que haga falta".

Comentarios 14

Integrantes de la Plataforma para la Defensa del Transporte procedentes de más de 40 provincias españolas conducirán sus camiones hasta Madrid, donde permanecerán concentrados "el tiempo que haga falta" hasta que el Gobierno les "escuche", según anunció su presidente Manuel Núñez. Pero no les será fácil llegar hasta la capital, ya que el Ministerio del Interior ha desplegado desde esta tarde un dispositivo especial compuesto por agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil para evitar que los transportistas que siguen en huelga puedan llegar a Madrid.

Tras conocer la decisión de la Plataforma para la Defensa del Transporte, cuyo presidente advirtió de que permanecerán en la capital "hasta alcanzar los acuerdos principales" con el Ministerio de Fomento, que pasan por conseguir unas tarifas mínimas de obligado cumplimiento y asegurar que el precio del gasoil no suba en seis meses, Interior ha decidido organizar un dispositivo policial para evitar que los camiones vuelvan a colapsar mañana la capital.

El departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba ha reubicado a parte de los 25.100 agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil que desde principios de semana fueron desplegados para garantizar la circulación en las carreteras españolas. El propio ministro del Interior ya advirtió el pasado miércoles que el Gobierno empleará "máxima firmeza" contra quienes "perjudiquen la vida de los ciudadanos" por el paro de transportes que sigue parte del sector. 

En la tarde de hoy, el presidente de la Plataforma para la Defensa del Transporte, que representa a unos 100.000 transportistas autónomos de 42 provincias españolas, anunció su determinación de partir hacia Madrid y de permanecer en la capital todo el tiempo que sea necesario hasta que el Ejecutivo les "escuche". Además no descartan convocar "actos asimétricos" por todo el país si mañana "tampoco" son recibidos por el Gobierno.

Sus reivindicaciones se centran en conseguir unas tarifas mínimas de obligado cumplimiento y asegurar que el precio del gasoil no suba en seis meses. "Con eso, podría empezar a desbloquearse el paro para negociar el resto de las cosas", afirmó Núñez, cuya asociación decretó un ultimátum al Gobierno que finalizó hoy a las 14.00 horas. "No nos llamaron a negociar, siguen sin querer hablar con nosotros", lamentó y, en consecuencia, advirtió de que "el paro sigue en pie".

Por contra, la mayoritaria Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), que agrupa a más de 35.000 empresas con más de 135.000 vehículos que emplean a 224.000 profesionales, aseguró que sus empresas asociadas tienen la intención de "prestar sus servicios con normalidad", después del acuerdo firmado el pasado miércoles con los cargadores y el Gobierno. 

De hecho, a través de un comunicado, la CETM pidió al Ministerio de Interior que refuerce el dispositivo especial puesto en marcha el pasado miércoles "para que, actuando con toda la contundencia necesaria, se garantice el derecho al trabajo de aquellos transportistas que no secundan el paro y la seguridad de conductores y vehículos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios