El adelanto electoral ralentiza la recuperación según la CEA y Loyola

  • Su último informe empeora su previsión y pronostica que Andalucía crecerá un 1,9% en 2015

El adelanto de las elecciones autonómicas al primer trimestre del año supondrá un freno a la recuperación económica de Andalucía debido a que pone en suspenso el gasto público previsto en el presupuesto de 2015 y a que las empresas postergan sus decisiones de inversión ante la incertidumbre política. Éstas son las conclusiones de los autores del tercer informe Loyola Economic Outlook que fue presentado ayer en la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA).

El presidente del Consejo Empresarial de Economía de la CEA, Manuel Ángel Martín, avanzó que la patronal tiene previsto presentar antes del arranque de la campaña electoral un documento de prioridades empresariales con sugerencias para que los partidos políticos las incluyan en sus programas. "Desde un punto de vista económico, habría preferido que las elecciones se convocaran en 2016", afirmó el director del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía, Manuel Alejandro Cardenete, que señaló que los comicios "han pillado a la economía con el paso cambiado". "Habrá crecimiento económico, pero no el 3% del que algunos hablan", afirmó Cardenete, en alusión al último informe del Consejo Empresarial para la Competitividad.

El informe, que a partir de ahora pasa a ser cuatrimestral, es más pesimista que el anterior. Pronostica un crecimiento de un 1,9% para Andalucía en 2015, una décima inferior al de la economía española. Cardenete destacó que a diferencia del anterior periodo de expansión económica, Andalucía avanzará a un ritmo "ligeramente por debajo" de la media nacional. Una de las claves es la ubicación temporal de los comicios andaluces en el primer trimestre del año en comparación con las otras convocatorias -municipales y autonómicas en las comunidades no históricas en mayo; catalanas en septiembre y generales en otoño-. "No sólo retrasará la ejecución del presupuesto de 2015. La teoría económica dice que los grandes ajustes se hacen al principio del mandato", afirmó el director del Departamento de Economía de Loyola Andalucía.

El crecimiento apenas se percibirá en el desempleo, pues la tasa de paro se mantendrá en Andalucía en el entorno del 33,5-34,5%. Esta circunstancia supone un freno añadido a la recuperación, ya que lastra el consumo interno, según el responsable del estudio. A ello se suma el factor de la incertidumbre internacional por el repunte del precio del petróleo la crisis griega y Ucrania. "El turismo se verá afectado, especialmente el ruso de alto poder adquisitivo que había optado por Andalucía oriental en los últimos años", sostuvo el economista.

El estudio incluye en esta ocasión un análisis más detallado sobre los costes laborales de la economía andaluza. "La vía del ajuste salarial ya se ha esquilmado", apuntó el responsable del estudio, que incidió en que la única vía para ganar competitividad es un ajuste de costes y márgenes empresariales así como la innovación para dar valor añadido a la producción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios