El juez embarga a Ruiz-Mateos 220 inmuebles, fincas rústicas y obras de arte

  • El instructor del caso, Pablo Ruz, quiere evitar la posible venta por parte de la familia

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha decretado el embargo de todo el patrimonio de la familia Ruiz-Mateos, compuesto por unos 220 inmuebles, fincas rústicas, cerca de un centenar de obras de arte y varios vehículos de alta gama, tras los registros practicados ayer por la Policía judicial durante cerca de quince horas. La incautación judicial de estos bienes se produce dentro de la causa abierta por Ruz, que investiga a los Ruiz-Mateos por la presunta estafa a los inversores de pagarés de Nueva Rumasa, y para evitar su venta, ya que el dinero resultante de su liquidación estaría destinado a cubrir las deudas de 289,1 millones de euros contraídas con los afectados.

El juez ya ordenó hace unos meses el embargo de los inmuebles propiedad de los miembros de la familia Ruiz-Mateos dentro de la pieza separada abierta en la causa y sobre la que decretó el secreto de sumario. Tanto el empresario jerezano como su mujer, Teresa Rivero, y sus 13 hijos, ya conocían que sus viviendas y el resto de propiedades inmobiliarias estaban embargadas por orden de la Audiencia Nacional. Ninguno de ellos estará obligado a abandonar las viviendas hasta que se decrete la orden de desalojo para su futura venta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios