El gestor de las empresas de Nueva Rumasa declara mañana ante la Audiencia Nacional

  • Antiguos empleados declararon que desde el despacho de Manuel Sánchez Marín se gestionaba la contabilidad de las sociedades del grupo

El gestor del conglomerado empresarial de Nueva Rumasa y colaborador de los Ruiz-Mateos en las emisiones de pagarés, el abogado Manuel Sánchez Marín, declara mañana como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz dentro de la causa que investiga la presunta estafa a los inversores. Varios antiguos empleados del holding de la abeja indicaron en sus declaraciones ante la Policía que desde el despacho de Sánchez Marín se gestionaba la contabilidad de las sociedades del grupo y que el abogado participó en el diseño de las emisiones de pagarés. En concreto, uno de los testigos señaló que ante los problemas económicos que arrastraba Nueva Rumasa, el patriarca de los Ruiz-Mateos encargó en 2009 al despacho de Sánchez Marín que estudiara la viabilidad legal de los pagarés. 

Otro testigo relató cómo el fundador de Nueva Rumasa junto con sus hijos José María y Francisco Javier Ruiz-Mateos y el abogado explicaron a los empleados de mayor confianza en qué iba a consistir la primera emisión de pagarés, que finalmente se realizó en febrero de 2009. Asimismo, los antiguos empleados de Nueva Rumasa explicaron que en el despacho de Sánchez, situado en la madrileña calle Diego de León, y en la casa familiar de los Ruiz-Mateos de Somosaguas (Madrid) se tomaban las decisiones relacionadas con las emisiones de pagarés. La Policía Nacional registró el pasado 25 de enero el despacho del abogado. 

INVERSIONES DE DINERO EN B.   Los testigos atribuyen también a Sánchez Marín la captación de determinados inversores que adquirieron pagarés con dinero que no fue declarado a la Hacienda Pública. Este dinero no iba a la sociedad Bardajera, que actuaba como 'caja única' de los Ruiz-Mateos.

Esta función también se achaca a los colaboradores de Nueva Rumasa, José Ramón Romero López, Rufino Romero de la Rosa, ambos desde Bodegas Garvey , y Pere Varias Font, vinculado a las bodegas Cavas Hill (Barcelona), que declaran mañana ante el juez como testigos. 

Mañana también comparecerán como testigos el director del Rayo Vallecano hasta julio de 2011, Jesús Fraile Delgado, quien declaró como testigo ante la Policía sin aportar información de interés. Por último, declararán como testigos dos de los 27 testaferros puestos por los Ruiz-Mateos en sus sociedades. En primer lugar comparecerá Susana Álvarez Ampuero, cuyo nombre aparece como apoderada de numerosas sociedades de Nueva Rumasa. En segundo lugar declarará Rufino Martín-Maestro García, apoderado de la sociedad Janer & Baily, que recibió 78 millones de euros sacados en efectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios