Casi 2.000 empresas de obra civil prevén cerrar en 2011 por el parón inversor

  • El 22,8% del sector en Andalucía, 1.800 firmas, está abocado a la quiebra si no se toman medidas, según un sondeo de Ceacop

Un mínimo de 1.800 empresas del sector de la obra civil tendrá que cerrar en Andalucía en 2011 si la deuda de las administraciones, el retraso en las obras y el bajón de la inversión pública siguen en los mismos términos que ahora. Ésta es la principal conclusión de un estudio de situación que ha elaborado para la patronal Ceacop el Instituto de Investigación, Marketing y Comunicación. La quiebra afectaría al 22,8% de las 7.895 firmas contabilizadas y supondría que un mínimo de 36.500 empleados perderían su puesto. Desde 2008, cada empresa ha pasado de tener contratados 35 trabajadores de media a 20, un 42% menos. La mayor parte de los que abandonaron su trabajo, el 71,6%, eran empleados de baja cualificación.

El sondeo analiza la evolución de los parámetros que, según Ceacop, están llevando a la asfixia económica al sector. La deuda de las administraciones se ha incrementado un 36% entre 2008 y 2010, y si al inicio de la crisis debían 550.700 euros a cada empresa de media ahora son 749.500. "Las que más están sufriendo son las de menor capacidad financiera, fundamentalmente las de ingeniería, las más tecnificadas", afirma Ana Chocano, gerente de Ceacop. Para casi la mitad de las firmas, el 48,7%, las deudas son "inasumibles".

La deuda total se cuantifica en 3.861 millones, y es el Gobierno central el que sale mejor parado por el sondeo de Ceacop: desde 2008 se mantiene en los 170 millones. La Junta la ha elevado ligeramente, de 932 a 950 y en los Ayuntamientos sí que se registra una escalada significativa, de 1.842 millones a 1.916.

El nivel de inversión es otro de los temas que preocupa, y en el caso del Estado y la Junta se observa, siempre según los datos de la encuesta, un desplome del presupuesto adjudicado. Sólo en un año, de 2009 a 2010, el Estado ha pasado de contratar por 1.537 millones a hacerlo por 995, y la Junta de 1.598 a sólo 770, menos de la mitad. En los ayuntamientos el nivel de contratación se disparó entre 2008 y 2009 por los planes de estímulo, y ha caído con fuerza en 2010, hasta quedar en 834 millones. En el global, las perspectivas para 2011 no son nada halagüeñas: en los tres primeros meses se ha licitado el 15% del volumen de 2009 en el mismo periodo, aunque la valoración de este dato debe ser anual, "porque hay que tener en cuenta que la licitación se acelera o se retrasa en cada momento dependiendo del entorno político", afirma Enrique Figueroa, presidente de Ceacop.

El último de los puntos es el retraso de las ejecuciones, que, según la nota difundida por Ceacop, "perjudica directamente a la planificación de recursos materiales y humanos de las empresas, que durante meses han hecho esfuerzos para mantener a sus trabajadores a la espera de que se pongan en marcha las obras". Hasta un 24,1% de las obras ya contratadas están aún pendientes de ejecución (14,1%) o aplazadas sin fecha (10%). Las cancelaciones, sin embargo, sólo afectan al 0,4%.

Los empresarios de la obra civil creen que hasta finales de 2013 no se verá la luz al final del túnel, y afirman que son la destrucción de empleo en la construcción y la incertidumbre sobre la recuperación los mayores efectos en la actividad de la disminución de la inversión pública.

Ceacop asegura que ha tenido que recurrir a la denuncia pública ante la situación límite del sector. "No vemos a la Administración como un enemigo, queremos colaborar con ellos, ir de la mano; no es agradable llegar a la denuncia pública, pero lo único que queremos trabajar, porque si no trabajamos morimos", concluye Ana Chocano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios