Las empresas y familias en quiebra caen un 29,2% en 2014

  • Se trata del primer descenso desde 2010. La bajada anual en el número de deudores concursados se registra después de que en 2013 se anotaran un aumento del 6,5%

Comentarios 1

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 7.038 durante 2014, lo que supone un descenso del 29,2% respecto a 2013, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este viernes. Este descenso anual en el número de deudores concursados se registra después de que en 2013 se anotaran un aumento del 6,5%, un alza inferior a la registrada en 2012 y 2011, años en los que los concursos aumentaron un 32% y un 15%, lejos del crecimiento de tres dígitos registrados en 2009. En 2010, por el contrario, los deudores concursados descendieron en torno a un 7%.

En 2014, las familias en concurso bajaron un 18,6%, hasta un total de 646, mientras que las empresas que pusieron en marcha este procedimiento cayeron un 30,1%, hasta 6.392.

En tasa intertrimestral (cuarto trimestre sobre tercer trimestre de este año), el número de deudores concursados aumentó un 19,7%, su segundo menor incremento en este trimestre desde el ejercicio 2010, con un aumento del 8,4% en el número de familias declaradas en concurso y del 20,9% en el de las empresas concursadas.

De las 6.392 empresas que entraron en concurso en 2014, 5.032 eran sociedades de responsabilidad limitada (78,7%), con un descenso interanual del 29,1%, mientras que 994 eran sociedades anónimas, un 37,8% menos que al cierre de 2013. Las personas físicas con actividad empresarial redujeron los procesos concursales un 15,4% en tasa interanual, hasta totalizar 203. Durante el pasado año, los concursos voluntarios bajaron un 30,3% en relación con 2013, hasta sumar 6.581, en tanto que los concursos necesarios retrocedieron un 7,9%, con un total de 457 procesos. Por clase de procedimiento, los concursos ordinarios descendieron un 46,6% en tasa interanual y los abreviados, un 23,7%, hasta 1.261 y 5.777 procesos, respectivamente.

El 23,3% de las empresas que entraron en concurso en 2014 tenían como actividad principal la construcción (1.493 concursos), mientras que el 19,8% se dedicaba al comercio (1.270 empresas concursadas) y el 15,7% a la industria y energía (1.004). Así, casi seis de cada diez empresas declaradas en concurso durante el pasado año trimestre pertenecía a estos sectores. Asimismo, la estadística refleja que el 65,6% de las empresas concursadas tiene menos de 10 asalariados, y dentro de ellas, el 22,6% no tiene trabajadores a su cargo. El 24,2% de las empresas concursadas tiene una antigüedad de 20 o más años, en tanto que el 12% se fundaron cuatro años atrás o menos.

Según el INE, el 22,6% de las empresas concursadas de menos de cuatro años de antigüedad se dedicaban al comercio, mientras que el 56,8% de las que tenían 20 o más años de antigüedad operaban en el comercio y en el sector industrial y energético. El 30,8% de las empresas concursadas en 2014 se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y eran principalmente sociedades limitadas.

Cataluña a la cabeza de los concursos

Por comunidades, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en 2014, dado que acapararon el 49,6% del total de procedimientos. En concreto, Cataluña sumó 1.484 concursos, Comunidad de Madrid registró 1.060 y Comunidad Valenciana Madrid tuvo 950.

Las regiones con menos suspensiones de pagos en el tercer trimestre fueron Cantabria (63), La Rioja (77), Extremadura (84), Navarra (94) y Asturias (151). Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios