La entrega del primer A400M a España se retrasa a mayo de 2016

  • La demora será de medio año, puesto que el hito estaba previsto para finales de 2015 o principios de 2016

La entrega a España de su primer avión de transporte militar A400M de los 27 que se comprometió a adquirir se va a retrasar al menos hasta mayo de 2016, es decir, medio año después de lo programado inicialmente debido a los fallos que ha presentado el propio aparato, la dificultad de engrasar su producción en serie y la demora sufrida a consecuencia del accidente de Sevilla -lugar del ensamblaje final del aparato-, en el que murieron cuatro trabajadores de Airbus Defence and Space.

Así lo confirmó ayer el coronel Ángel Villalba Jiménez, del Mando de Apoyo Logístico del cuartel general del Ejército del Aire, en las jornadas de Simulación y Mantenimiento en Defensa (Symdex), que se celebran esta semana en Madrid.

Aunque las previsiones iniciales situaron esa primera entrega en diciembre de 2015 o enero de 2016, los acontecimientos de los últimos meses han ido retrasando la fecha. A principios de este año se hablaba ya del primer trimestre de 2016, pero ahora la predicción del Ejército del Aire se retrasa a "no antes de mayo de 2016".

Las razones dadas por el coronel Villalba son los problemas que han surgido en el desarrollo del avión, relacionados con la capacidad militar del mismo y a su imposibilidad de hacer frente a determinadas misiones.

Estos fallos empezaron a detectarse hace dos o tres años durante las pruebas de vuelo y se advirtió de ello a los proveedores de los componentes del avión para que corrigieran los posibles errores. Esta circunstancia llevó a la dimisión, el pasado enero, del entonces presidente de Airbus España y responsable de la división militar de Airbus D&S, Domingo Ureña.

Todo esto, unido al accidente de un A400M el pasado 9 de mayo en Sevilla, que llevó a una revisión de los aparatos en construcción y a la suspensión de los vuelos industriales en España durante 40 días, ha provocado el retraso en el calendario de entregas del avión militar.

Por su parte, Airbus D&S confirmó ayer el retraso de enero a mayo de 2016 en la entrega a España del primer A400M y abundó en que se debe a cuestiones de producción "que se identificaron en el momento en que se produjeron los cambios en la dirección del programa del A400M".

Asimismo, fuentes de la compañía indicaron que hubo además un retraso adicional debido al accidente de Sevilla.

Las fuentes subrayaron que la Occar -organización que agrupa a los siete países compradores del A400M- mantiene en discusión el calendario de entrega y recordó que en esas conversaciones también se encuentra el Ministerio de Defensa español.

La compañía, en principio, sigue adelante con sus planes de entregar 13 aviones este año, que podrán ser cuatro más "dependiendo de los resultados de los ensayos en vuelo que se van a tener este verano". A partir de ahí "se irá acordando con el cliente el calendario para la introducción de capacidades militares adicionales", algo que "no está sólo relacionado con España sino con todos los clientes" de dicho avión.

España encargó 27 unidades para sustituir a los Hércules que emplea para transporte estratégico. Sin embargo, los recortes en Defensa han llevado al departamento a decidir quedarse sólo con 14, mientras que los 13 restantes que el Gobierno no puede cancelar por contrato los adquirirá en su versión más básica y los venderá a terceros países.

El coronel Villalba explicó ayer que el A400M requiere personal con formación específica y material diferente al que se venía utilizando con los Hércules. Dijo que se necesitan hangares más grandes y otras condiciones de mantenimiento, y advirtió que existe "riesgo de retraso" en las obras y en la formación del personal, por lo que instó a no relajarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios