Economía

Los españoles aún conservan 1.731 millones de euros en pesetas

  • Casi mil millones de euros se guardan en billetes y el resto en monedas.

Comentarios 6

Los españoles aún conservan en su poder 1.731 millones de euros en pesetas sin canjear, el equivalente a 287.346 millones de pesetas, de los que 916 millones de euros (152.056 millones de pesetas) se guardan en billetes, y 815 millones (135.605 millones de pesetas) en monedas, según datos del Banco de España.

En el mes de junio se canjearon sólo dos millones de euros (332,6 millones de pesetas), cambio que se efectuó en billetes. Durante 2009, los españoles canjearon más de 3.660,7 millones de pesetas, por las que percibieron 22 millones de euros, lo que supone un 21,4 por ciento menos que en 2008. La conversión se realizó principalmente a través de billetes, que pasaron de los 945 millones de euros en diciembre de 2008 (157.234,7 millones de pesetas) a 926 millones de euros (154.073,4 millones de pesetas) un año después. Por su parte, el montante en monedas pasó de los 819 millones de euros (136.199,7 millones de pesetas) a los 816 millones de euros (135.700,8 millones de pesetas). 

Mientras, en 2008 se canjearon 28 millones de euros, lo que supone un total de 4.658,8 millones de pesetas. De los 28 millones de euros retornados, un total de 25 millones de euros (4.159,6 millones de pesetas) fueron devueltos en billetes y otros 3 millones de euros (499,1 millones de pesetas) en monedas. 

El Gobierno español fijó en tres meses el periodo de convivencia para ambas monedas, desde el 1 de enero de 2002, cuando comenzó a circular el euro en el bolsillo de los españoles, hasta el 31 de marzo del mismo año, y, desde entonces y hasta el siguiente 30 de junio, estableció un periodo de canje de las monedas y de los billetes en pesetas en las oficinas bancarias. A partir del 1 de julio de ese año, los españoles tienen que acudir al Banco de España si aún conservan la antigua divisa nacional.

El banco emisor estima que el 45 por ciento de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca serán estregadas al Banco de España para su canje porque permanecerán en manos de los españoles como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas.

El billete de 500 euros, en mínimos

Además, el número de billetes de 500 euros puestos en circulación se mantuvieron estables en junio tras el descenso experimentado en febrero, al caer hasta los 107 millones de unidades, y permanecen en mínimos la última serie estadística disponible (enero 2009). En junio, el número de billetes de 500 euros sumó un total de 53.369 millones de euros y representó el 65,5 por ciento del efectivo total distribuido (81.426 millones de euros). 

La cantidad de este tipo de billetes se fue reduciendo progresivamente a lo largo de 2008, aunque consiguió repuntar durante los últimos tres meses del año, hasta situarse en enero de 2009 en la cifra de 111 millones de billetes. Los billetes de 500 se mantuvieron estables en esta cantidad durante los cinco primeros meses del pasado año y cayeron a los 110 millones en los meses de junio y julio. Desde entonces, los billetes de 500 euros se estabilizaron en los 109 millones de unidades hasta el mes de noviembre, cuando descendieron hasta los 108 millones, marcando el nivel mínimo del año, antes de repuntar nuevamente en diciembre. Desde entonces, las unidades han descendido hasta los 107 millones.

Cae el dinero líquido en circulación

Por otra parte, el dinero líquido en circulación creció un 2,6 por ciento en junio, hasta los 81.426 millones de euros -77.914 millones en billetes y 3.512 en monedas-, frente a los 883.633 millones de euros registrados en el mismo mes de 2009.  El número de billetes de 200 euros puestos en circulación se mantuvo en 20 millones en mayo, el suelo de caída del pasado año. La cifra es inferior en un millón a la registrada en el mismo mes de 2009. Los billetes de 100 euros también se mantuvieron estables en los 61 millones de unidades.

En el caso de los billetes de 20 y 10 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones fue negativo, con 13.475 millones y 4.893 millones de euros, respectivamente. La razón de que se devuelvan más billetes de pequeño importe de los que se distribuyen es, según el Banco de España, la llegada a España de turistas que traen dinero en metálico procedente de sus países de origen, entre otros factores. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios