Los españoles gastarán más dinero en vacaciones a pesar de la crisis

  • Los turistas nacionales destinarán 200 euros más a su descanso estival, hasta superar los 1.800, la mayor subida registrada en Europa, según revela un estudio de Ipsos

Comentarios 2

Cada día queda más patente que tomarse un descanso y desconectar en verano, más que un lujo, es una necesidad. No paran de repetirlo diversos estudios, los cuales suelen afirmar también que el que va de vacaciones no tiene reparos a la hora de echar mano de la cartera. Ayer fue publicado un informe del grupo Ipsos-Europ Assistance que abunda en esta línea. Y es que, según este estudio, los españoles destinarán algo más de 1.800 euros para sus vacaciones veraniegas de este año a pesar de la crisis, lo que supone un aumento de unos 200 euros respecto a 2009, el mayor incremento registrado en Europa.

No obstante, tal conclusión queda relativizada cuando se compara con el resto de países del continente, ya que el presupuesto del turista nacional sigue siendo el más reducido de Europa, tal y como apunta el barómetro. La media de gasto europeo en verano alcanza los 2.000 euros.

El estudio señala que el 59% de los españoles tiene intención de salir de vacaciones este verano (el 2% menos que en 2009) y hará viajes, en su mayoría, a la playa, de carácter familiar o con amigos. España se sitúa así entre los tres países europeos cuya población ha visto más reducida su previsión de salir de vacaciones este año, precedida por Italia (el 4% menos) y Francia (el 2% menos).

El 65% de los españoles acudirá a la playa y el 61% buscará el descanso y la compañía familiar y de amigos, algo que también perseguirá el 60% del conjunto de todos los europeos encuestados.

Asimismo, el estudio refleja que este año se harán más viajes fuera de España, en detrimento del turismo nacional, aunque los españoles ocupan el tercer puesto de los europeos que no saldrán de su país este verano, después de franceses e italianos.

A pesar de la situación de recesión, el factor meteorológico condiciona al 41% de los españoles su destino vacacional, seguido del económico (39%), el riesgo de un ataque terrorista (37%) y los problemas de salud (33%).

El barómetro, realizado sobre una muestra de 3.500 consumidores europeos, agrega que el 21% de los españoles alargarán su tiempo de descanso estival hasta cuatro semanas seguidas, con lo que se rompe la tendencia de repartir las vacaciones en períodos cortos a lo largo del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios