La eurozona destina 130.000 millones para el segundo rescate de Grecia

  • El sector privado asumirá 53,5% de la deuda griega. De Guindos considera el acuerdo "una defensa fuerte del euro".

Los ministros de Finanzas de la eurozona han llegado finalmente a un acuerdo sobre el segundo rescate para Grecia, de 130.000 millones de euros, destinado a evitar la quiebra del país, indicaron fuentes diplomáticas. El Eurogrupo logró tras trece horas de intensas negociaciones el consenso sobre el programa que incluye medidas para reducir el nivel actual de deuda del país (160% del PIB) hasta el 120,5% del PIB en 2020, cinco décimas más de lo previsto inicialmente.

La negociación entre las autoridades helenas y la banca, representada por el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), hizo demorar el acuerdo durante varias horas. La participación voluntaria del sector privado en el rescate de Grecia es uno de los pilares esenciales del plan de asistencia financiera al país que también incluye 130.000 millones del Fondo Monetario Internacional y la UE. Así, los acreedores privados de Grecia tendrán que asumir una quita del 53,5% del valor nominal de los bonos helenos en sus carteras, según adelantó el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schauble, indicó por su parte que el canje de bonos que se iniciará el 8 de marzo establece unos tipos del 2% y subirán gradualmente, hasta un 3% y 4% después de 2020. La eurozona también ha decidido rebajar los intereses que cobra a Grecia por los préstamos bilaterales concedidos desde 2010 a 150 puntos básicos por encima del euríbor. Schauble explicó además en rueda de prensa que los bancos nacionales participarán en la reestructuración de la deuda helena si logran beneficios por el canje de sus bonos griegos. Eso permitirá reducir la deuda griega en 1,8% del PIB, señaló.

La eurozona también acordó crear una cuenta bloqueada para que Grecia de prioridad al pago de la deuda y la Comisión Europea ha decidido apoyar con personal a Grecia en el asesoramiento y la aplicación de las medidas de ajuste acordadas. Los Estados miembros se han ofrecido para aportar expertos para esta tarea, señaló Schauble. El ministro afirmó que el Banco Central Europeo (BCE) repartirá los beneficios que reciba sobre bonos griegos entre los bancos nacionales y que éstos después pueden hacer lo que deseen, porque son independientes, pero éstos pueden entregar el dinero a Grecia.

Todo eso está condicionado a que Grecia cumpla antes de fin de mes una serie de acciones previas en el sector de la sanidad, los impuestos, la reforma de pensiones, la mejora de la viabilidad de las estadísticas, la regulación y la supervisión financiera y la reforma laboral, entre otras, apuntaló.

España ve en la aprobación del rescate a Grecia una defensa fuerte del euro

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, se mostró satisfecho con el acuerdo político logrado esta madrugada en el Eurogrupo para conceder a Grecia un segundo rescate por 130.000 millones de euros y aseguró que esto demuestra que existe "una defensa fuerte del euro".

"Es un elemento de satisfacción para el conjunto de la Unión, la zona euro y Grecia", afirmó De Guindos a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas (Ecofin) que se celebra en Bruselas y aseguró que "anoche se puso de manifiesto que hay una defensa fuerte del euro, que el euro es muy importante para todos nosotros". De Guindos opinó que lo importante no es tanto haber cerrado el rescate a Grecia sino contar con un programa que guíe la vuelta al crecimiento del país mediterráneo, las reformas y le permita financiarse en los mercados por sí mismo.

Preguntado acerca de la repercusión que el acuerdo puedo tener para España, el titular español de Economía desvinculó la situación de ambos países. "La situación de España es completamente distinta. España es capaz de financiarse en condiciones infinitamente mejores en los mercados", recalcó. "Más que el impacto en ningún país concreto, lo básico del programa de rescate es que es un elemento positivo desde el punto de vista del futuro de la Unión" Europea (UE), agregó.

De Guindos se refirió también al refuerzo del fondo de recate sobre el que el Eurogrupo comenzó a trabajar con vistas a tomar una decisión en marzo. "Lo importante aquí no es el tamaño del cortafuegos", indicó y recordó que con el segundo plan de asistencia financiera a Grecia lo que se quiere es sacar adelante la zona euro a través de políticas económicas en los países miembros coordinadas con el conjunto de la UE. "Tenemos una política monetaria común y lo que necesitamos es una política fiscal que sea relativamente común y otras políticas económicas que también sean comunes", precisó el ministro, quien acudió a la reunión del Ecofin tras dormir apenas tres horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios