Las familias se aprietan el cinturón y elevan el ahorro a niveles de 2003

  • Los hogares reservan un 35% más de su renta en el segundo trimestre para capear la crisis, hasta los 25.728 millones de euros · Su gasto en consumo final crece a un ritmo inferior al de la renta disponible

2,7

Las familias españolas se aprietan el cinturón. La crisis y el miedo a sus efectos ha llevado a los ciudadanos a reducir el consumo e incrementar el ahorro. Muestra de ello es que la tasa de ahorro de las familias e instituciones sin ánimo de lucro ha aumentado 2,7 puntos en el segundo trimestre hasta situarse en el 14% de su renta disponible, un nivel que no se alcanzaba en este periodo desde 2003, cuando fue del 15,2%. El ascenso se sitúa en el 34,5% en el caso exclusivo de los hogares. Según datos de la Estadística sobre Cuentas no financieras trimestrales de los sectores industriales (que incluye hogares, sociedades no financieras, administraciones públicas e instituciones financieras) y que elabora el INE, la renta disponible del sector se estima, en términos absolutos, en 183.382 millones de euros en el segundo trimestre de 2008, un 8,1% más.

En cuanto a la utilización de esta renta, el INE destaca que el gasto en consumo final de los hogares creció a un ritmo inferior (un 4,8%) que la renta disponible, por lo que el ahorro subió un 34,5% hasta los 25.728 millones, 6.603 más que en el mismo trimestre de 2007, colocando a las familias al frente de la tendencia a ahorrar.

En los últimos cuatro trimestres móviles (del tercero de 2007 al segundo de 2008, ambos incluidos), esta tasa se situó en el 10,7% de la renta disponible, siete décimas más que en el periodo precedente. Al aumento de la renta disponible contribuyeron la subida de las rentas primarias, del 7,3% y al crecimiento del 5,7% en la remuneración de los asalariados.

El ahorro de los hogares, unido al saldo positivo de 1.194 millones por las transferencias netas de capital percibidas, fueron suficientes para financiar la inversión del sector, que alcanzó los 25.119 millones en este trimestre (el 5% menos). Así, la necesidad de financiación de los hogares fue de 1.803 millones (el 0,6% del PIB trimestral), un saldo positivo que el sector no obtenía en un segundo trimestre desde el 2005.

En cuanto a las sociedades no financieras, su renta disponible aumentó un 15,6%, hasta los 27.068 millones, debido al aumento del 10,1% del saldo en rentas primarias y al descenso del 24,6% en el impuesto de sociedades. Dicha cantidad, unida al saldo positivo de 2.911 millones por transferencias de capital netas recibidas no fue suficiente, sin embargo, para financiar la inversión del sector que ascendió a 51.947 millones. Como consecuencia, la necesidad de financiación de las sociedades no financieras fue de 21.968 millones, un 7,8% del PIB trimestral.

Por su parte, la renta disponible de las Administraciones Públicas cayó un 11,1%, hasta los 54.237 millones, debido al mayor saldo neto de transferencias corrientes pagadas y a que la desaceleración ha producido una fuerte disminución (8,8%) de los impuestos netos recibidos y ha hecho bajar más el volumen de cotizaciones recibidas (crecen un 6%) que de prestaciones sociales pagadas (13,4%).

En cambio, el gasto del sector aumentó el 8,2%, por lo que el ahorro se redujo hasta los 1.471 millones. Este ahorro, reducido en 1.882 millones por el saldo neto de transferencias de capital pagadas, no fue suficiente para financiar la inversión de las Administraciones Públicas, por lo que tuvieron una necesidad de financiación de 7.445 millones, un 2,6% del PIB del trimestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios